y sigue lloviendo

y el flequillo me creció, sí

también el pelo, mucho

tuve una niña

un niño

me enamoré una vez

y ahora otra vez

porque sigue lloviendo y saliendo el sol

y en verano hace siempre demasiado calor y siempre hay un día al año que es el más caluroso desde vete tú a saber cuándo

y fuí tía y cambié de trabajo y me enfadé y lloré

me compré un piso

aunque me sigo resistiendo al capitalismo feroz, pero soy prime de amazon, sigo votando aunque sea sin ilusión y sigo en las manis con la ilusión en el bolsillo.

ahora soy vecina de mamá y colecciono los frascos de cristal en los que me trae los garbanzos

J sabe usar el ratón casi mejor que tú y sabe que no existes y que hay quien tiene padre y que hay quien no, sabe mucho

Y sabe que le queremos hasta aquí y sigue siendo tan pequeño como para temer que se lo zampe un mamut si se separa dos milimetros de mi teta

el mundo sigue súper loco y yo sigo súper consciente, aún no me he vuelto normal (porque prefiero ser feliz)

algún día podrias volver un rato

porque no me acuerdo ya de como hueles

 

Anuncios

me alerta mi madre que hay un tifón, ciclogeniconoseque… dice ella

dicen en internet que se llama como tú

hemos vuelto a casa a través del bosque y las curvas

pienso en que tú también estás siendo así, como la lluvia que hace tanta falta

he llegado aquí tras muchas curvas, pero sin marearme, miro el bosque, qué bonito, no tengo ni idea de dónde estoy, de cómo se llega

me quiero bajar un rato

sentarme contigo

y que venga la tormenta

que a veces da miedo

a veces, claro

a veces las nubes se reflejan en el agua…a veces

 

a veces envidio la inocencia (nivel 4 años, le calculo) de la tiaM, esa manera suya de pensar… me merezco esto tan bueno porque llevo toda la vida esperándolo o si dios (a veces también le envidio esa creencia) ha hecho esto será para bien

me lo dice y me callo, si acaso le dijo un aja sin convicción

pienso como integrará en su mente todo lo que sucede fuera de sus ventanas, yo a veces quisiera cerrarlas todas, no enterarme de que estamos en guerra, que es feminismo o barbarie, que estamos en el ojo del volcan de la revolución y que además a esta guerra se entrecruzan miles de otras, consciente de que esa ventana por la que yo miro es reducida y tiene filtros de colorines ( y me gusta de fb y que se yo)

otras veces no envidio nada, porque saber que posees un tesoro te hace sentir poderosa, privilegiada y fuerte, como Matilda cuando descubre que se puede castigar a las personas adultas. No me merezco la buena suerte, igual que nadie se merece la mala, pero está aquí en la palma de mi mano, en la sonrisa bonita de mis niñes y ahora también en la revolución de los martes y jueves.

Qué fácil es domesticarnos “hoy has venido más tarde” dijo J y yo pensé en el principito y en el zorro, basta tan poco para acostumbrarse a algo… Lo pienso también en el cole cuando C me mira sin mirarme, cuando a veces sí que me mira y cuando a veces sí que sonrie, lo pienso cuando después de dos meses descubrimos que tiene cosquillas, lo pienso con pena y dolor cuando imagino que el año que viene quizás no le miren igual… cuando pienso que quizás alguien diga ” esto no puede ser” y destruya el espacio que hemos construido, de paciencia, de respeto, lo pienso con rabia cuando el ruido de fondo opina que lo hago fatal y que no sé poner límites ni controlar.

Pues oye, tienen toda la razón…no se poner el límite, no quiero, no me interesa (creo que hay demasiados, en la vida y en los colegios, demasiados límites absurdos que nos alejan de los verdaderos) la mayoría de las veces, por eso J y Y se duermen más tarde casi siempre, porque me los imagino con 60 años hablando de esas tardes-noches en las que jugaban con globos por el salón, también les obligo a lavarse los dientes claro (para que cuando tengan 60 no estén desdentados y se hayan arruinado a pagarse implantes) pero estoy convencida que eso no lo recordaran igual. Por eso no dejo que me dejes dormirme, por eso sigueme despertando, por eso entre besarte y recoger la cocina, elijo besarte, por eso ayer sobrevivimos al viaje al centro de la tierra y volví a casa tan feliz, tan afortunada.

como diría la bruja averia

Viva el mal, abajo el capital

 

ha vuelto la adolescencia

la que debería haber sido, mejor dicho

porque para mi nunca fue

morderme los labios mientras sonrio y mando besos…contar las horas, pensar canciones, de pronto se hace verano en mitad del otoño

ha vuelto la sorpresa

y esta extraña sensación de “casa”, como si todo hubiera sido un juego de pillar larguísimo y por fín hubiera llegado a casa

he ganado

hoy no me pillan

casa

porque alguna vez va a salir bien, alguna vez no me iré ni se irán

porque alguna vez, puede ser esta vez

contigo

 

cuando seas madre comerás huevos

y sabrás hacer huevos fritos, con puntilla y sin que te dé miedo que salten

sabrás también hacer croquetas

te acordarás de decírles que se laven las manos

y coser botones

y no lloraras sin ton ni son, no empezarás a hacer manualidades imposibles cerca de la crítica hora del sueñohambre

te acordarás de la dosis de apiretal sin mirar internet

guardarás las medicinas con orden y tendrás el termómetro en un sitio fácil de encontrar

mentiras todas

y sobre todo mentira que llegarás a un lugar diferente, como desbloquear el nivel último del Mario Bros

serás la misma que has sido siempre

pero ahora cuidarás a una persona o a varias, ahora tus recuerdos se grabarán de otros colores y tus preocupaciones se mediran por esas caras.

a veces me descubro tan igual que siempre, tan parecida a una elena de 6 años que inventaba historias, tan parecida a la que con 10 le quiso fabricar un vestido a mi madre (con retales, to desigual y absolutamente sobrevalorado), tan igual a mi yo de 22, cuando me independicé y al volver de noche a casa me entraba llorera, y no era de pena (o no siempre) era que me emocionaban muchas cosas…

aquí estoy, incapaz de controlar el caos, con los dedos llenos de pegamento y dos niñes destrozándome la cocina (J le da una gelatina a Y, la gelatina llevaba viviendo en la nevera un tiempo difuso, así destapada y a medio comer, Y alterna la gelatina con trozos de queso y J me grita “que se come lo negroooo”)

esta mañana en urgencias mientras le miraban el oido a Y, parecía yo una madre de verdad…de esas súper resueltas, de las que no se ponen las lentillas caducadas …

es todo mentira

menos el amor

esta mañana me he vuelto al revés

a veces estar enferma no es solo vomitar o tener fiebre, a veces es no encontrar mucho el hueco

así que hoy me voy a curar a mi manera, con aquarius sí y también poniendo música, escribiendo, acabando de leer un libro y tachando alguna cosa de esa lista infinita de pendientes

ultimamente el mundo me hace daño

me ha dicho súperA que deje el fb, que ella es más feliz desde que no lo mira, mire donde mire veo mucho dolor, mucho sufrimiento y además no dejo de ver también (mi) privilegio…no sé cómo encajar a veces todo esto de que seamos caducos, no es que tenga miedo a la muerte (que sí, pero no, no es eso), a veces me gustaría pasar más por encima de todo y otras, muchas otras siento que ya lo hago demasiado y que vivir así es vivir mal, que es rendirse y asumir que somos hormigas perezosas (no esas súper forzudas que transportan gigantes patatas fritas)

hoy me quedo conmigo y me cuido, para así cuidar de J y de Y, y también de R, de C y de O…que también son mios durante muchas horas…y así tan agotada es todo imposible. Que J y Y crezcan justos y libres (iba a poner buenos , pero no, esa no es la palabra) y que R, C y O no encuentren mucho ruido en el mundo y estén felices y libres (sí, elles también libres), eso tiene mucho sentido, voy a pensar eso

 

pasa como hoy

un señor mayor en su silla de ruedas, eléctrica, empujada (sin ser empujada) por su mujer (mayor también) y su hijo al lado (más mayor que yo)

pasa entonces que pienso que sería de nuestra vida, si siquieras así

pasa que hace calor de verano en pleno octubre

pasa que huele a recuerdos

y que tengo 37 años, 2 hijos

y que soy pequeña,  a veces necesito vaciarme en alguien, un abrazo muy largo…decir

he pensado en mi padre

llorar mucho y que me besen, a mi, en la frente

y divagar mucho rato, sobre si será mejor ser hormigas perecederas en este mundo de locos o si habrá nubes con personas transparentes sobre ellas

y ya por pedir, que es mi sueño, que me hagan el amor despacio, dormirme con el cuerpo blandito y el dolor lejos..

ese dolor de reconocer la vida, ese dolor de estar viva

ese dolor de consciencia

que no es malo, aunque duela

pero me duele

hoy pippi   (por cieeeeerto felicidades también por aquí señorita) me ha hecho recordar el libro gordo de MissZ y yo, lo he cogido y me he emocionado

las cosas que nos dijimos, las promesas que nos hicimos, el amor que nos arañamos

podría ser sencillo quedarse en que se fue

pero no

aún sigue en la piel y la emoción de mis ojos al recordarlo

el amor nunca se va

he conocido a pipi

lleva trenzas (a veces)

sabe contar cuentos y sospecho (aunque eso aún no me lo ha dicho) que también levanta caballos

hace morritos

y en vez de a sr Nilsson lleva una bolita blanca… (vahh vahhh detalles sin importancia…digamos que es una versión 2.1)

sabe contruir casas, cortinas de colores y cosas con arcoiris

sabe contarle a una desconocida (o casi) que a veces la palabra amor va unida a la de miedo

y yo también sé de esas cosas

me gustaría decirle que va a ser ya, que está siendo ya…dentro de ella, la magia..

un día nos vamos a beber una limonada del árbol, mientras las criaturas se nos suben a a la cabeza

y hablaremos de eso… (y aquí van muchos puntos suspensivos…)

a veces los espejos te traen sopresas

a veces ser mayor es no montarse películas pero disfrutar de las de ahora…de las que existen

que nos quiten lo soñao

 

los veranos siempre huelen a verano

a otros veranos, a los de ser pequeña y a estos de ahora

en los veranos se hace noche despacio ybrillan más las estrellas, a veces miro alguna y pienso si será mi padre (a la vez en mi cabeza una voz que suena como la de pepa pig dice “que nooo que es la estrella polaaar”)

y lloro

y por las noches siempre pienso que podría haber tenido paciencia o hacerlo mejor

en verano se me desborda un poco el amor por los ojos

y me pasa eso de darme cuenta de lo pequeños que somos

este verano además, me acuerdo del año pasado con A..de la sorpresa y de la ilusión diminuta, de reencontrarme con la piel e imaginar principios y caminos diferentes

así que como buena neurótica consciente…taaaachan…me he vuelto a hacer un perfil en la caja de cristal

y me he sorpendido bastante

…seguiremos informando…