aunque estaremos muertas toda la eternidad

quizás nos reencarnemos en hormigas o en bebés con mofletes

no lo sé

no sé si quiero saberlo

sé que me siento viva

me sabe la boca a chocolate y besos, las manos, la piel me saben a piel, a sal, a mar del de los besos

es tan fácil desordenar una casa. desordenada y feliz. pongo música y bailo con Y

mi piel que es mia, su piel que es suya

nuestra vida nuestra (la suya de ella, la mía mia)

querer desde el yo…

de otra manera

 

siento que es un regalo de reyes recien abierto

he tenido el ordenador roto un tiempo y se me acumulaban las ganas de escribir, empecé el cuaderno verde que me regaló excompi, pero J quiso escribir ella a la vez también.”yo como tú” dice muchas veces

y yo pienso “tú como tú” y sonrío

a veces escribía haikus del tipo  ” se me borran antes los mordiscos que las sonrisas”. Si, a veces, me muerden y eso está bien

he leido en el facebook de un noamigo (era un amigo de M, que no sé cómo llego a ser mi “amigo”) un texto precioso sobre su padre y la vida, sobre su padre que ya no está en la vida..

también muchos días, en el camino del cole, tengo al sensación de que la tía rubia aparecerá detrás de una esquina, que conocerá de pronto a J, con sus tres años y que cogerá a Y en brazos y dirá que está tan gordito y que le recuerda a nocari de bebé y lloraremos, lloraremos un mar entero de lágrimas (como las lloro ahora mientras escribo)

otros días, creo ver a señores que se parecen a mi padre (al de antes de) y me resulta extraño saber que no existe, aunque paradojicamente sea yo la poseedora de lo que ¿queda? de él, resulta que mi padre está en una balda de la estanteria de los libros y los juegos de mesa, acabo de ser consciente de eso. Así que es algo raro todo

y mantengo conversaciones existenciale dramáticas con excompi sobre si me pasara algo y me promete cuidar a J y Y y yo pienso que esa es la familia elegida, y lloro (joder es que lloro muchísimo yo)

se me encandenan los pensamientos, pienso en MissZ y en sus no lágrimas y espero, deseo, quiero que pueda llorar con su Z, que la abrace fuerte y la acune, porque las lágrimas tienen que salir… creo que nunca lloraremos suficiente a los que se van, nunca se seca el amor, ni el recuerdo… Mi padre, a veces, era algo capullo pero era mi padre, también era admirable en muchas cosas, pero yo no le quiero ni por unas cosas ni por otras, imagino que el amor es espeso, simplemente

Mi J y mi Y crecen, y es un regalo enorme, inmenso. Me siento tan feliz (tengo sueño, ojeras, anginas perpetuas, sospecho que también arruguitas, pelos, las manos secas y el corazón rojo) que podría decir esa frase tan típica de “que me da miedo” No coño, no…no me da miedo, me emociona, me emociona todo y a veces me duele, la belleza también duele

como diría la srta Blenk, esto es un post en directo, con lágrimas en los ojos…

 

cuando yo tenia 20 años, y estudiaba psicologia, en una asignatura un profe majillo nos hizo ponernos un postit en el pecho, poned vuestro nombre y algo que deseeís en la vida

Soy Elena

y quiero una casa con columpio

este año las reinas magas nos lo van a traer, en principio para les peques, pero anoche me desvelé mirando sillones colgantes y esas cosas ¿se caerá el techo si pongo uno?

 

 

 

y a mi las lágrimas

J lleva dos días malita, una pochez chiquitina, de otoño.. pero suficiente como para que se me acurruque por la noche y se deje tapar con el edredón, ella a la derecha y Y a la izquierda, que solo sabe dormir si le abrazo así, cogiéndole el culito y encajándole bajo mi brazo, es tan grande mi bebé pequeño que casi no me cabe

llueve

y yo lloro, un poco

ha venido mi madre a traerme pañales para J, y estaba como siempre, con sus mareos y eso…a la de un rato, cuando ya  estaban todes dormides, me he dado cuenta que no me había mandado un mensaje para decirme que había llegado bien a casa y esas cosas

a veces, me hago películas de cosas que no quiero que sucedan y lloro

estaba bien y nos hemos dado las buenas noches

he visto un capítulo de cites, que me gusta porque me gusta el catalán…la música y las chicas catalanas y me gustan la pareja de chicas, una es comadrona y la otra es tan yo (jajaja, se huele los sobaquillos para ver si huele bien o no)

me estoy haciendo mayor de una manera muy bonita, resulta que me gusto y que me doy cuenta que estoy creciendo…

soy capaz de decirle a “a” que es muy linda y que si quiere venirse a cenar que silbe un día (no lo va a hacer, pero yo me alegro de saltar sobre los charcos)

y de decirle a “A” que tengo ganas de verla, dice ella que también y lo dice poniendo las comas en los sitios correctos (que me gusta a mi una chica que escribe bien, uff) y me monto también películas (no siempre son malas mis pelis) de cuando haya eclipse y nos riamos con los ojos cerquita

tengo pendiente decir algunas cosas a otras personas, pero sinceramente ahora no…me da igual…

hacerse mayor (para mi) es aprender que puedo ser quien soy

que no quiero ser buena, no soy una ong ni del amor ni de la amistad, y me enfado y me harto y me aburro

asumir también las soledades

que los niñes estén malitos y estés sola (toda lo sola que está una madre con un niño en cada brazo y el corazón muy rojo)

asumir el miedo

asumir que esa del espejo, eres tú, con tus ojeras,alguna arruguita ya, tu piercing (de ese revival adolescente que te ha dado)

que no sabes si te moriras mañana, no, no lo sé (nadie lo sabe, pero en general no lo pensamos)

que hoy estás viva y piensas que merece la alegria, llorar también lo merece

hay lágrimas que me saben a llaves oxidadas, hay lágrimas que me abren agujeros

y me cuelo por el amor que no fue y por el que sí que fue, mientras (quizás) sonábamos el otro, se confunde la realidad con los recuerdos (y además me acuerdo que la realidad no existe demasiado, aquí pepita Grillo me regañaría y diría que sí, que mi realidad existe)

yo no soy maravillosa, no…no lo soy

y me saco mocos y los pego debajo de las mesas

lloro mucho, soy vaguilla, tengo incendios de corazón, nunca quiero recoger la mesa ni la cocina, no tiendo la ropa recta, se me dan fatal casi todos los deportes

no sabemos porque nos enamoramos de la gente

o si

primero es como que te encoñas, una corriente química puñetera y luego viene la pequeñez, esta cosa mia que me pasa cuando veo las pequeñeces ajenas, me enamoro de ellas, sin remedio

así me he enamorado de todas

por sus pequeñeces

hoy estaba muy contenta y me duermo llorando, con la boca llena de sabor metálico

si tú supieras – ha dicho ella

y yo, joder, no quiero saber nada, yo quiero dejar de dudar de que amor es lo que se hace con los ojos abiertos y la mano en el corazón

 

 

(hubo un tiempo en que yo tenía un blog muy divertido, estaba en chueca y me leian mogollones…bueeeno igual mogollones pequeños…era un blog tan divertido que hasta ligaba con el, ahora soy una maruja y me apetece escribir como antes)

he salido a la calle en plan marujaradical… usease con el leggin usado usado usado, una camiseta idem y ale tira pa la calle… el plan maquiavelico era dormir a hija número 1 (pequeño ser rubio y angelical autor de la frase “no soy yo muy de dormir”) y si de paso se dormia hijo número 2 (ser calvo y angelical autor de gritos dignos de chutarse apiretal a morro- nadie que hay visto a hijo 2 diría eso, pero sí..grita que da gusto  o dolor de cabeza)

las ventaja de vivir en un piso alto es que durante el trayecto del ascensor me da tiempo a todo, me he peinado, me he quitado una legaña, me he tapado la teta que la tenía fuera (pa no variar), me he subido los leggins y he compraobado que llevaba un agujero  (igual los tiro y todo) y se me veian las bragas (estupendo!)

y en estas estaba yo… paseando con todo mi kit (hija 1 en el carro, hijo 2 en la mochila, agujero en el leggin), pensando que no entiendo yo porque tenemos el amor parejil (y monogamo) puesto en el top ten de nuestra piramide de serfelices…  que tenemos que desprogramarnos y que igual me instalo el wapa otra vez (ay no digas eso Elena, que queda poco chic) y así divagando absurdamente, pensando en comerme un helado o una magdalena o un pan de ajo o todo a la vez… y he dicho anda escribe algo así intrascendental..

y no sé si me ha salido

pues eso, que así soy yo… luego como no tenía ni pan de ajo, ni nada de lo que me apetecía, me he comido unas aceitunas con una clara (con limón), J se ha dormido y me he comido a Y un rato, a besos, luego se ha puesto a chillar y he pensado que igual no tiro los leggin que me quedan muy bien…

llevo unos días con unas ganas de revolcón, que no son de este mundo

y de pan de ajo

sí, sí

de pan de ajo también

este título es un título “mitico” para algunas blogueras

y es una frase que a mi me encanta

está bien si no te rindes a las frases hechas, al no se llora, al ya pasará, al si la vida son dos días

porque no rendirse no significa que no puedas llorar, enfadarte o poenerte en modo drama como si el mundo se acabara hoy, no rendirse no significa erradicar el dolor, no, significa saber que eso también es estar vivo

esta mañana también me he levantado pensando que el feminismo me está desordenando la vida, porque sí, porque yo no quiero que me la arregle (que no está rota) ni tampoco que me la coloquen (porque aspirar al orden solo trae consigo sufrimiento), me gusta mucho esto de explorar el amor sin muchas más normas que las de cuidarse, me gusta buscar palabras nuevas y generos nuevos, porque los que hay se quedan cortos, me gusta sentir que cierro círculos y que abro paréntesis (ya se sabe que los paréntesis son mágicos y dentro cabe de todo)

llevo unos días que, entre llorera y llorera, me asalta la magia, con varias ideas de objetos psicomágicos para hacer, con planes de muchos puntos suspensivos

y sí sigo llorando, y no, no estoy depre..a veces estoy cansada, a veces estoy confusa, a veces me siento mala madre y otras me siento súper bien

a veces elijo no mirar al mundo (ni por un agujero diminuto) y mirarme el ombligo, porque a veces me supera el mundo

anoche cenábamos (terriblemente temprano), de fondo José Gonzalez, el cielo estaba medio rosa, Y se reía en su hamaca, J me contaba cosas del cole “te voy a decir una cosa del cole, pensé que esta era la idea de familia que yo había tenido siempre, tengo una casa con música, niñes, un árbol enano, muchos juguetes, más cuentos, ropa por todos lados, libros por todos lados (hasta en el water), una declaración de principios en el espejo del baño

mereces un amor que te quiera despeinada

natillas en la nevera y helados en el congelador

pelusas bajo la cama

besos en la boca

y muchas personas pequeñas y medianas (no, no somos grandes aún y espero que no lo seamos) a las que dárselos

 

tengo unas ganas de llorar

así… imprecisas

me las noto en los márgenes de los ojos

así que me he dicho (con mi voz de persona seria) Elena, siéntante y escribe

funciona, siempre funciona

y ahora todo es un poco más borroso

me sabe la boca a zumo de naranja de los de pajita

un donut, 3 croquetas de mi madre, un cacho de pan y ahora el zumo de pajita.. eso no es una cena, sino el desorden…en medio el orden, un bebé bañadito, suave, pañal, pijama, teta, una niña con dientes limpios, un cuento, otro cuento, os quiero…se duermen

y me voy al water y me acabo los besos en el pan y vengo aquí a llorar

no me pasa “nada”, pero llorar cuando tienes hijos es a veces como declarar el estado de excepción, es como encontrar el tiempo de hacer caca en paz, un lujo como el iva ese de las compresas

y sí, me pasan cosas

me pasa que se me hacen los días a ratos cuesta arriba

y es una fase (lo sé) me lo dice excompi y me lo digo yo

me pasa también la adolescencia, tan mia y tan inoportuna

me pasa que ha venido lajefa y verla me pone el corazón grande,

me pasa que me gusta A y pienso que si me hubiera conocido en otro momento vital (esto es un clásico), se lo diría más (bueno o simplemente se lo diría), que me da apuro decirle que ando cual peregrina en el desierto, que me muero de sed por besarla, que me sigo sintiendo requeteboba (o.insertad aquí cualquier expresión infantil similar) por ponerme nerviosa cuando la veo

sé que me gusta mucho alguien cuando veo su pequeñez

j lleva una temporada intensa y a veces no soy , ni mucho menos, la mejor madre posible. me siento muy aturullada con esto

y aquí ya creo que dejo de escribir porque se pone todo demasiado borroso, hasta para mi

 

 

llevo unos días un tanto azules

quizás no sea así

quizás más bien amarillos

estoy blandita, puerpera por fin… si no lloras al mes de dar a luz, en algún momento saldrá… a veces miro a Y y me da pena que crezca tan rápido, me da pena perder el tiempo en fregar, ordenar, doblar ropa y en quedarme cual boba con el teléfono…

me duele también un poco el cuerpo

y se me saltan las lágrimas

y J se va al cole como una niña muy mayor

y se me vuelven a saltar

y descubro que tengo miedo de algunas (muchas) cosas, que ganas de que vuelva súperA y la jefa, la jefa viene ya y nos van a faltar horas

y nada, que no se puede escribir con un bebé sentado encima, así que voy a hacerle agu agu

j va al colegio, al cole…como decimos para abreviar, a la escuela como dice ella a veces.

tiene una pofora y un amigo que se llama A que quiere ir de su mano camino a casa, mientras su padre (el del crio) y yo suspiramos por la velocidad de crucero de 2 peques de 3 años dados de la mano.

ha sido una semana larga, bonita y larga…

a veces entre duchas, comidas, recoger, wasapear, discutir, mediar, consolar, dar teta, poner lavadoras, pasear, comprar…

a veces respiro y paro, a veces leo cosas que me remueven

y me apetece ponerme aquí a escribir, a echar pestes del mundo, de que no me gusta llevarla al cole corriendo y enfadarme porque no existe el tiempo infinito y no puedo darle su tiempo. pestes de las guerras, de la violencia, del jodido machismo de mierda que impregna todo y que se me antoja el origen de todo, sí, porque las guerras las llevan los hombres principalmente y yo tengo un hombre en miniatura en mi sofa, inofensivo, con sus pantalones vaqueros talla 3 meses y su sonrisa de bebé

hoy he llorado y me he alegrado, de poder llorar porque no quiero dejar a J triste en el cole, porque no quiero olvidarme que es pequeña, que es dulce, que es mi niña, que no se la trague el mundo por favor, invento una plegaria de esas mágicas… y mientras mi niño llora porque tiene sueño y entre medias guardo ropa de verano sin saber qué hacer con la ropa supuestamente femenina ¿la guardo para él? (eso implica dar por hecho tantas cosas, cosas que no quiero, que yo ya no quiero dar por hecho…primero que va a ser un hombre cis y segundo que aunque lo sea será “normativo” y querrá llevar esa ropa tan aburrida que clasifican en la sección niños)

es una locura esto de ser madre, es una responsabilidad tan grande que creo que ya nunca se acaba

no me gusta que J pegue cuando se enfada y a la vez tampoco quiero que crezca indefensa, desconocedora de su propio poder, no quiero que sea una niña buena (como yo), ni que la peguen en el cole (como a mi), ni que encuentre una pareja que la mal trate (como yo), no quiero que descubra con treinta que no sabe enfadarse y que además nadie le valida el derecho a enfadarse..coño ya!..no quiero que nadie le diga si está guapa o fea sin que ella lo haya preguntado (y preguntándolo tampoco), no quiero que se cabree cuando no le quepan los vaqueros (como yo) ni que se deprima cuando se le caigan (como a mi) porque es complicado encontrar el límite entre estar buena y ser una flaca que da asco (arrg)

quiero que aprenda a pedir ayuda, asumiendo para ello que las demás estarán también en función de sus necesidades

y quiero que sea feliz

y ya que estamos que coma fruta y que se lave los dientes

que sea feliz

y yo entre medias, aunque quizás no lo parezca leyendo esto, soy feliz, feliz y viva, estoy más viva que nunca y no quiero dejar de enfadarme leyendo cosas, sintiendo cosas.. pero tengo ganas también de hacer, cada vez más me apetece montar una guerrilla del amor…o que sé yo

explotar el mundo y hacerlo nuevo

primero hacerme nueva a mi, eso está claro y ahí ando

también educar personas nuevas que cambien el mundo.