cuando era pequeña me encantaba jugar con los paraguas, los abriamos y los poniamos en la terraza (el niño y yo) y eran casa, cuevas, castillos, tiendas de campaña (yo nunca fuí de camping, pero debe ser que me hacía una ilusión bárbara)

ahora me imagino que abro un paraguas imaginario

que frene esta lluvía invisble, que me cala despacito, chirimiri que no ve nadie…

anoche volviendo del cumple de G, con nocturnidad y alevosía (y un globo, claro y manchas de chocolate, claro) me senté a esperar al lado de una chica que parecía la jefa… el pelo rizado, la sonrisa, las sandalias, sobre todo la sonrisa y los ojos, yo le contaba un cuento a J y ella nos miraba, y se puso a hablarnos (tal y como habría hecho lajefa) y me habría gustado ir con ella más paradas, hablar más o decirle al menos, te pareces a una amiga…

pero nada…

me fuí con sonrisilla de camino a nuestro transbordo infinito, con el globo, el chocolate, Y dormidísimo y J despiertísima

pensé “vaya tela con las hormonas” pero luego me acordé de lajefa de verdad, y me he despertado igual, pensando en ella y en lo que no fuimos y en lo que somos, que lo somos aún estando tan lejos, en que hay gente que te cuida aunque haya oceanos, tigres y baobabs por medio.

también ayer pensé en MissZ, en alguna magia para tocarla desde lejos… no hay palabras para algunos espacios, me gustaria abrazarla mucho, una noche entera, niña gigante y monstruosa, y reirnos. Ya lo haremos, y cogerá a Y y le dirá esas cosas tan graciosas que le decía a J.

debe ser que ayer pensé mucho, debe ser que hoy Y no se dormía, que J no se duchaba, que labauela mi informa de las lavadoras que pone y de lo que limpia y yo siento que debajo de la frase “ya he tendido la segunda lavadora” hay algo así como un mensaje en morse que dice tevasacagarbonita cuandoyomevaya. stop

y luego se duerme en el sofá, porque está cansada (poner lavadoras es malo para la salud, fijo..y yo viviré 300 años, fijo) y la miro y me presiono el lóbulo occipital para no pensar nada

y luego el brexit, el tiroteo de alemania, el de orlando, siria, los refugiados sin refugio, los que votan al pp, el cole de jana y sus opiniones sobre ignorar niños…

una tregua de piel me pido

así que dejo que J pase de poner una canción en el móvil a poner dibujos (me hago la despistadilla), me pongo a Y pegado al cuerpo y escribo esto… (si, si y como chocolate)

 

vivo en un barrio con ropa tendida en las ventanas

pienso en mi madre cuando veo que casi nadie tiende rectas las cosas y aún en caso de hacerlo, luego va el viento y te jode el perfeccionismo

los fenómenos atmosféricos siempre son contrarios al perfeccionismo

lluvía, sol, viento…

imposible ir bien peinada, tender recto o no guiñar los ojos (¿sabeís que hay gente que dice que si guiñas los ojos te salen arrugas? pues eso)

todos los días pasamos por el kiosko, venden de nuevo frigopies y calipos, el día que no haya calipos vayas generaciones juntas colapsaran

me acuerdo de bao, del niño koala y de gustavo, de nuestros veranos de pisci, karaokes y estupores, pienso que sería genial que fueran padres, porque serian maravillosos y porque me encantaría jugar con sus niños y tumbarnos al cesped (como los modernos que nunca fuimos) a comentar lo que te cambia la vida y compartir esos descubrimientos asombrosos (de cuando miras la vida desde 80 cm)

bebo tinto de verano (con limón y sin alcohol y con un hielo que he conseguido sacar – tras cagarme en media humanidad- de la cubitera – habilidosa que soy)

los niñes estan dormides

y pienso en sexo, o en besos…o mejor dicho … pienso en piel

pienso en A y en a… (curiosas coincidencias alfabéticas), en lo que me gusta que me gusten, y en el concepto este (que voy a acuñar ahora mismo) de desestructurar el amor, deseo (sexo, piel, caricias)… ando pensando en ello, mientras pienso también en porque no es tan sencillo hablar de lo que se quiere, se necesita, se desea… en lo complicado de poner límites a tus necesidades por no incomodar a nadie…

pienso si en invierno cuando conocí a a, le hubiera dicho en algún momento…(no hubo muchos a decir verdad, sólo 2 y en los 2 llovió y los fenómenos atmosfericos ya se sabe) sube a casa, si la vida (o al menos la mia) fuera un peli indie le tendría que haber dicho

sube a casa (atención paréntesis!!! no te estoy pidiendo amor, ni un poco, ni un mucho, ni mucho menos ni mucho nunca amor romántico… pero me gusta sentirme tontita, nerviosa, me gusta que me guste alguien y me pica la piel)

la otra noche había luna llena

dice súperA que ella también noto la luna llena el otro día… somos animales, que comen calipos, tienden ropa y poco más

me consuela bastante

 

pues resulta que lanuri (que siempre será por siempre lanuri, así todo junto) ha escrito aquí http://hayunalesbianaenmisopa.com/2016/06/16/el-dia-que-la-astronauta-naranja-se-colo-en-la-fnac/

dicen eso de que en la vida hay que plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro… pues ya he cumplido con la existencia, aunque no escribí un libro ni mucho menos, pero yo que escribo olvidando tildes y poniendo mal las comas, usando paréntesis infinitos (me encantan los paréntesis como metáfora visual), pues eso que yo y mis cosas salimos en un libro

y hace 10 años

y es que hace 10 años de muchas cosas

la detective también lo ha recordado

y yo retrocedo esos 10 años y me veo en la fnac, de pie en la parte de atrás, más centrada en averiguar cual de aquellas lesbianinas tan monerrimas (yo era de las que eran fansfans del sector intelectual, por si quedaban dudas) pertenecia a qué blog, recuerdo que no me entere mucho de lo que decian en la mesa, aunque jo…qué flipe era ver a lanuri con la etxebarria, y que flipe que ese libro que estaba tan lleno de nosotras (yo las leía a todas, aunque comentaba poquísimo) estuviera allí

recuerdo las cajas en mi casa de entonces (la casa de nocari), las chapas..

y la cena en aquel sitio de calor horroroso, yo tenía flequillo, gafas rojas, converse verdesfalsas que tenian escrito en la puntera ey (zapatilla izquierda) sonríe (zapatilla derecha), tenía también una novia que sonreía mucho, era 2006 y no se habían apagado aún los colores, fue un año muy bonito, yo pensaba que el libro se agotaría (que se agotó) y que seguiría vendiéndose… yo lo presto siempre, con las dedicatorias de dentro, de hecho el libro es de esas cosas que tarde o temprano dejo a las chicas que me gustan (por eso de pensar que el rollo intelectual debe funcionar para ligar)

han pasado 10 años

mi padre se cristalizo de pensamiento hacía abajo

mi novia sonrisapermanente me dejó

tuve un novio adolescente (o un noviazgo adolescente…) que también me dejó

me cambié de casa, varias veces, también de trabajo

escribí mucho

se murió mi padre

me volvi a enamorar

me embaracé

se murió la tiarubia

me hice madre

me desenamoré a las malas

me reenamore a las locas

me monte películas

crie a una niña

fuí a la psicologa, entremedias

me desenamoré a las muy malas

me convertí en tía

volví a la psicologa (a otra, que para ser un poco woddy allen soy bastante infiel)

me volví loca (o muy cuerda) y me volví a embarazar

tengo una hija y un hijo

plante árboles de pequeña cuando vivía en pueblos infames

y hace 10 años salí en un libro pequeño, naranja, con historias de mujeres, de lesbianas, de lesbianas visibles o en proceso de serlo, de lesbiana intelectuales (o que iban de), de lesbianas de pueblos que iban a la ciudad y viceversa, conocí a muchas de ellas, a más de una le habría pedido un nomatrimonio (y hasta aquí voy a leer)

ahora seguimos escribiendo (que yo sepa) 4… bea, carol, paola y yo…

yo escribo porque me gusta releerme

yo escribo para que un día me lean j y y

yo escribo para espantar los días azules

yo escribo para dejar pegados los verdes y recordarme que me encanta el verde

yo escribo porque no sé hacer muy bien casi nada, esto incluye escribir, pero el rato en el que estoy aquí uniendo teclas me siento pegada a algún lugar.

yo escribo (a veces) por ver si ligo (aunque ya cada vez menos), porque si ha funcionado x veces puede funcionar otras veces

yo escribo de mis hijxs porque estoy enamorada

yo escribo mucho cuando estoy enamorada

hace 10 años yo tenia un blog pequeño, un día conocí a una chica pequeña, que movía las manos al hablar y que hablaba sin parar (¡más aún que yo misma! ¡inaudito!) pasamos 3 horas (o más) en un restaurante de nuddles, me manché mi vestido preferido (yo para quedar con desconocidas me pongo siempre “mu mona” por si acaso y siempre me mancho sin remedio), le regalé el gel mágico para dar abrazos… tiempo después lanuri me sacó en un libro, yo gané conocerla a ella…que como bien dice la detective, llegará (donde ella quiera)

 

 

 

 

 

cuando estás criando, te das cuenta de que la piel existe, está ahi, todo el tiempo

le alimento con mi piel, le duermo con mi piel, le juego, le rio, le acaricio…
ahora que J empieza a despegarse y tiene su propia piel, sobre la que decide y yo me alegro y la observo con la sonrisa puesta

ayer de camino al parque, un tesoro… vio caer cererzas (eran cerezas bebés, no cerezas cualquiera), las vio caer de un árbol y fue una fiesta total, porque las había visto ella y nadie más… hoy vio a Y hacer pompitas y también fue fiesta.

vivo en una extraña burbuja… me siento preñada de letras y luego no sé bie de que escribir,,,,

fuera de la burbuja hay días, meses y fechas, hay cosas malas malísimas, crimenes, guerra, violencia, dentro hay piel, mucha piel entre yo y mis crias..

esta mañana mi madre me ha tocado, la tripa con un dedo, sí…yo estaba desnuda delante del espejo, había salido de la ducha, desde que soy madre no cierro nunca la puerta del baño…ella ha entrado y me ha mirado sin mirar, o mirando lo que yo preferiría que no mirara, o que mirara con otros ojos (que sé yo), total que ha tocado mi tripa blandita de madre puerpera,no ha dicho nada, hoy no me ha dado el parte de si parece que tengo tripa ya de 3 o 4 meses

a mi me encanta mi tripa, blandita porque ha cuidado dentro a Y

mi madre no me da nunca besos y no me toca

son reflexiones de hoy, dentro de la burbuja

y que no m importaría que alguien me tocara con un poco más de amor, deseo, ternura…

vivo con la piel finita y erizada
huelo a leche y bebé

Estás dormido aquí al lado, en tu nocuna improvisada, tuabuela opina que te damos calor, yo opino que falta calor en el mundo y que me faltan minutos para abrazarte, olerte, darte besos

gracias por venir, te digo todo el rato y es verdad, has venido y nada es sorpresa, me despierto y te miro, te miro por la noche, te espio cuando te quedas frito en el fular, has venido a completar algo que yo no sabía que estaba a medias, niña sol me dijo el otro día “dos hijos, qué increible” y sí, es increible que no lo sea…

has nacido igual que has venido, como si nada, como la vida…

me dormí y soñe que me dolía el cuerpo, me desperté y era algo parecido a las contracciones que recordaba con J, al igual que con ella primero asombro, luego alegría, te acaricio y te digo que cualquier día es buen día… no tengo reloj, ni aplicaciones de contar contracciones, es un dolor dulce, suave, algo que no quiero que pare…salgo de la cama a lavarme los dientes y hacerme fotos con la tripa, quizás en un rato ya no la tengo… paso 3 horas pensándote, sintiéndote mientras me escribo con excompi y las abrileras y de pronto un sueño tremendo, J se ha medio despertado y me pregunta que por qué no estoy en la cama, así que me meto con ella y me duermo, sin dolor, sin nada… la última noche sin ti fuera del mundo y contigo dentro de mi cuerpo.

Me despierto guardando un secreto, aviso a los que me apetece que lo sepan, súperA está avisada de que quizás nazcas hoy, mientras tanto yo desayuno, hablo con J, disimulo, se me escapa la risa cuando aparece alguna contracción, tuabuela se va a hacer cosas y sé que si tienes que venir va a empezar ahora… y así es, de pronto todo se vuelve rápido, cada 15 o 10 o 12… alguna me deja sin hablar, en otras se me escapa un aayy…estoy sola con J y la pongo a jugar a algo, el tiempo pasa despacito, vuelve tuabuela y confieso mi secreto

que vienes

y entonces todo comienza a ser una peli de almodovar (algo así como bi abuela inminente al borde de un ataque de nervios) y el dolor se vuelve más intenso y espero que llegue A como agua de mayo, llega A con provisiones y sonrisa, si yo estoy tranquila ella está tranquila, me cuenta las contracciones sin que se entere nadie, está atenta y con un gesto me sigue, yo estoy ya segura de que esto no para, J a veces se empeña en subirse a la pelota, a veces me pillan de pie y me cuestan un poco, entre una y otra me río, le digo a A uff esta me ha dolido o uy esta regular, y ella me informa en secreto de que ya no son cada 12 sino cada 5 y por dentro empiezo a oír un tic tac

yo sentía que me reía por dentro, todo el rato… era una película en la que eramos los protas. Excompi venía de camino con el coche y los niños, ya no faltaba nada y yo empezaba a estar bastante incomoda, en algún momento pensé que quizás se nos estaba echando el tiempo encima, trataba de recordar cómo estaba con J cuando decidí irme al hospital, pero los recuerdos se atascaban entre contracción y contracción, el cuerpo me pedía moverme…saltar en la pelota, bailar y gritar, pero en casa no era capaz.

Excompi estaba abajo preparada, de nuevo todo prisas, J se agobia y se pone a llorar, yo la saco en brazos entre contracción y contracción, de nuevo llorera para subir al coche, arrancamos entre risas y llantos de niños, A atascada en el mini asiento de atraás, yo con el cinturón puesto debajo de las piernas… Pienso que igual que con J se me van a parar ¡jajaja! ¡ilusa!!… cada 5 minutos hay un aAAAAaaa… excompi se ríe y yo también, A va haciendo cosas para que los niños no lloren, dicen que tardamos como media hora en llegar, a mi se me pasó rápido a pesar de que no sabía como ponerme con cada contra… cuando pasan hablamos de las cosas más normales y de que si llego de menos de 9 ya verás que bajón…

Por fín en urgencias…le digo a J que la quiero mucho y por un momento baja la intensidad de todo, me acuerdo de el señor oddent y de esto de dar la tarjeta y decir tu nombre,, ¡venimos de parto! dice A y yo pienso que he elegido muy bien y que excompi ha venido lo suficientemente rápido como para que el coche de abuelas y tixs con un ataque de nervios aún no haya llegado (¡hurra!)

mientras espero que me llamen para pasar, me pongo a pasear/bailar/decir aaaa por la sala de espera y la gente me da animos variados, que sea una horita corta, que todo merece la pena, que esa señora tuva 11 hijos (¡cielos!), entre una y otra les sonrío y me río, les digo que ya tengo otra hija (me falta decir que no sufran que estoy súper feliz), A me sigue y la veo contenta… Nos hacen pasar, me toman la tensión sin decirme que me siente (no iba a poder así que mejor)y enseguida nos recogen para llevarnos a paritorios, a nosotras y a una pareja con cara muy seria…yo a lo mio bailando y diciendo aaaAAA y medio riéndome… 1 minuto de sala de espera en el paritorio, y noto algo diferente, le digo a A ¡¡¡¡jodeeer que ganas tengo de cagar…de cagar un melón o de parír o que se yo!!!

Viene mi matrona simpática, le cuento todo muy rápido y me dice que me va a hacer un tacto con cuidado entre contracciones… nos cuesta la vida, está en ello y me viene otra, yo me pongo a respirar (ya que en esa postura y con la mano/brazo de la matrona dentro poco más puedo hacer) y pienso en todas las que paren tumbadas ¡madre mía que infierno! Cuando acaba, tras decirme montones de veces que qué bien lo estoy haciendo, me dice ¡tengo buenas noticias! yo le digo ¿buenas, buenas?…A ver adivina (ahora escribiéndolo pienso que estabamos de un pachorrón) le digo 9 y me dice siii…

me bajo del potro infernal… se va a preparar el paritorio, el de la bañera aunque ya me advierte que igual no da tiempo  y que si tengo ganas de empujar que la avise… le digo a A que avise a la tribu que estoy de 9 y acto seguido me tiro al suelo a cuatro patas, viene la matrona y me encuentra así, ¡venga que nos vamos!..en un momento entra mi madre a darme un beso y luego ya nos vamos, que yo me iba desnuda y la matrona me pone una sabanita…creo que aquí es dónde empecé a perder la noción del tiempo…

entrar al paritorio, pensar aquí nació J, decírselo a A, y de vuelta al suelo, me lo pedía el cuerpo, eso y gritar, vocalizar, no sé…no sé si gritaba mucho o poco, no sé nada… me vuelve a encontrar la matrona así y me dice que la postura que yo quiera pero que en la cama estaré más comoda, a mi no me apetece mucho pero supongo que esta es una de las diferencias de parir en casa…en la cama a 4 patas pujo, me cago en cada pujo, mejor dicho mi cuerpo puja y se caga, yo no hago más que gritar, respirar y morderme el brazo, me dicen que muy bien, que ya está casi, en una contracción rompo la bolsa…cae líquido caliente caliente, qué gusto (creo que lo digo), me agobia que tratan de ponerme el monitor cada dos por tres y que no oigo al niño, así que les pregunto y me dicen que está bien, que está ya ahí, le toco la cabeza, le llamo entre contracciones, es mi única obsesión, decirle que ya que ya … mi niño, pequeño, ya estamos…  después me enteré que no debieron pasar ni 15 minutos, pero para mi era como una carrera hacía él, verle verle, en un momento también dije lo de ay no puedo (el dolor era dolor, era presión, no era dulce como con J, era un dolor de bestia, que aún así no me hacía sufrír) y al segundo dije que sí que sí puedo… un poco antes del nacimiento me doy la vuelta y me pongo con los pies apoyados en la cama, quiero verlo digo y me traen el espejo, y ahí está.. la matrona habla de que sentiré escozor y bla bla, el aro de fuego dice mi cerebro racional que anda aún conectado a algún nivel, pero mi cerebro de madre mamifera no está ahí, está llamando a Y, ya ya, ya estamos…en 2 golpes sale la cabeza, se señalan entre ellas que tiene el cordón al cuello, las veo y lo racionalizo, ya sé que está bien, no empujes ahora y no empujo (le quitan la vuelta de cordón) y al momento empuja y vuelve esa sensación de dolor que no es dolor, de placer que tampoco es placer, de morirse y nacer a la vez, la cabeza, los hombros, el cuerpo, mi niño, mis brazos…no puedo subirle al pecho porque tengo el cordón aún dentro… lloro sin lágrimas, me rio, le llamo…Es tan pequeño, luego descubro que es igual que J, pero me parece enorme, un bebé de verdad, un niño, mi niño

Y, que tiene nombre, que por fín está aquí

y no lloro, solo le miro, nos miramos. Esta totalmente despierto y no para de hacer ruidos

alumbro enseguida la placenta, qué gusto de nuevo

nos miramos, nos peleamos con la teta, con la postura y el abrazo, me siento torpe, no sé cogerte ni ponerte casi a la teta, tampoco me preocupa, yo soy así..

+++++++++

gracias a A que nos cuido desde cerca, sin hacer nada que yo no quisiera

a excompi por montones de cosas infinitas

y a toda la tribu diversa, que nos pensaron ese día

a mi madre por parirme sin miedo y contármelo

y a mi J, por la santa paciencia de aguantarme y de quererme más de lo que soy capaz de asimilar

y a Y, que ha venido para enseñarme más cosas aún… intentaré estar atenta

 

 

 

eso dijo la pediatra de las pecas, mientras te cogía con cuidado

eso pienso yo, cuando te acurruco contra mi cuerpo

y pienso que se me sale el corazón por la boca, anoche al meterme en la cama entre tú y J, le oía latir y pensaba en eso de tener el corazón fuera del cuerpo (solo son los primeros 100 años) y ahora además dividido

te digo que el mundo es bonito y tu parece que sonries, aunque prefieres seguir durmiendo…

gracias por venir

acabo de subir un par de post caducados, de antes de la mudanza y de la mudanza.

ya estamos aquí, hemos vuelto al barrio
el pececito sigue en su mar
mi rubia corre por el pasillo y se angustia cuando cruzamos la puerta ¿huevo volvemos? (si si, es “huevo” como lo dice y cualquier día lo dirá bien sin más y ese “huevo” irá al cajón de las casi palabras olvidadas)

y yo salgo sonriendo, me despierto sonriendo, me duermo (poco y mal eso sí) sonriendo… con esta sensación de volver a casa, en un barrio que huele a barrio, con bares, dentistas, tiendas de colchones y peluquerias por cada esquina, con abuelas vestidas de abuelas que me desean horitas cortas y pronostican futuros en función de la forma de mi barriga

pienso en mipadre, en la tiarubia y en los veranos largos de la infancia, en que estar aquí es empezar en serio algo…en el colegio y el olor a libros, en los parques, los cumpleaños, en el amor que no es que no venga es que ya no sé si quiero (necesitarlo no lo necesito) buscarlo, mi amor en mayúsculas acaba de sentarse sobre mi, para ver que escribo y el otro amor bucea cabeza abajo, guardando el secreto de cuándo será su cumpleaños

me apetece tarta de cumpleaños sin que sea cumple, parques compartidos, leerle poesía a alguien y cosquillas en el pelo
verano largo de arena y agua

y verte claro, pececito, parar el tiempo mientras te miro y pienso la suerte que tenemos

ya está casi todo

estoy rodeada de cajas, de trastos diminutos aún por guardar…

j se ha dormido

he entrado en la cocina y de pronto mil recuerdos volando

y unas lágrimas pequeñas y una sonrisa grande

porque hoy he visto a mi pececito de mofletes redondos, y en su cara 3d borrosa he reconocido la de j hace 3 … así que sí, voy a llorar mientras guardo el ordenador en la caja de la tecnologia que me preparó super A, voy a llorar mientras vacio la nevera que ya nunca más ordenará nadie (o desordenará) y así con todo, quizás saque ganas para bañarme una vez más en la misma bañera dónde hacía malabarismos para meter a una j diminuta y a mi misma y ahora que lo pienso, la misma donde no me llegué a bañar con ninguna de mis “otras” chicas…

una casa no es nada…una excusa para recuperar recuerdos, un lugar de felicidadad y a veces también de dolor

lo que duelen son los principios que se quedaron en puntos suspensivos, imagino…. porque aunque sea a costa de mucha terapia, a mi no me duelen ya

pensé que MissZ viviría aquí

tambien que ojos bonitos lo haría (y lo hizo a su manera un tiempo)

imagine futuros con ellas que se quedaron en mi cabeza, viví presentes que nos hicieron crecer (a cada una en direcciones diferentes) y ahora recuerdo pasados que me sacan sonrisas (elegir qué recordar también es importante)

pero me voy tan cargada de presente y de futuro

con un pez con mofletes

una rubia de 3 años

y todo lo mejor por venir

 

me paso el rato pensando que voy a levantarme temprano para escribir o salirme de la cama para escribir, o escribir cuando j se duerme…pero luego nada y hoy con la pequeña cerdita de fondo tampoco sé si es el momento.

quería deciros que os quiero, aunque lleve dos días en cortocircuito, igual es que es normal y hay un momento a los 7 meses en el que se te cruzan los cables lloras por todo y piensas en que no vas a ser capaz de hacer nada de nada.

pero luego sale el sol y se cuela de techo a suelo (y pienso si la casa nueva tendrá este sol tan amarillo) y hacemos un amago de eficiencia, desayunamos sin mirar el teléfono y nos hacemos zumo de naranja y soy capaz de hablarle a j de ojosbonitos y le digo si se acuerda de que entonces yo siempre hacía zumo porque no tenía pececitos provocanauseas dentro de mi, porque querer a veces es el zumo o juntar letras, o mirar muy pegadito…ella dice que sí y que ella también se hace zumo.

Ayer me estuve releyendo y como siempre acaba un poco como la marimorena, porque me engancho en una espiral de pena y de jo vaya… pero vamos que luego ya viene j a rescatarme, a darme masajes de dedos pequeños y a obligarme a leerle el mismo ceunto en bucle n veces y así oyeee o te olvidas de las penas de platilina o te duermes.

y ahora nos vamos al sol, sin

Y, cualquier día estarás aquí…

he empezado a imaginar, porque ya es real..hay un post maravilloso de esos que dan vueltas por las redes, que dice que cualquier día podría ser tu cumpleaños.. así que no me voy a repetir…

me pregunto cómo serás y no, no me rfiero a si seras rubio o moreno, no, ni a como será tu carita, si pesarás más o menos…. me pregunto cómo te convertirás en persona, como lo hace ahora tu hermana. Ese es el regalo de vida de teneros, observar como os haceís persona y contribuir (lo bien o mal que pueda, espero que más mejor que peor) a que seaís bonitas personas, a que crezcaís más alto que yo, que veaís colores que yo no conozco, que queraís mucho y sin miedo.

porque la vida es eso, querer…querer y luego querer, si quitamos todo lo que sobra (sobran muchas cosas, en algunos lugares más que en otros) nos queda eso, el hueso del melocotón… el amor

estar embarazada es tocar ese hueso todo el día

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.