triki enamorao

Me han dado un trabajo nocturno. Es de vigilante de palabras. Todas las noches me acuesto muy tarde y pienso en ti. Nunca me levanto antes del mediodía y también pienso en ti. Cuando de pequeña me abrazaba a las almohadas, nunca creí que algún día tendrían forma de caracol. Las palabras que vigilo son aburridas porque no me dicen nada de ti. No hablan de piruletas, ni de galletas de chocolate, ni son dulces, ni vuelan como las mariposas. Son palabras gruñonas, pero por eso tengo que vigilarlas. Las otras palabras andan por ahí sueltas, traviesas, jugando y disfrazándose de lo primero que encuentran, la cola de colores de una cometa, por ejemplo. A veces unas y otras se cruzan y se cuelan besos en los informes y requirimientos técnicos en los buenos días. Y gruñes un poco y yo me río, porque también entre gruñidos dan ganas de morderte como a una galleta.

(Post de alquiler, Firmado: Triki)

Anuncios