he visto una lata de cocacola
del dia, la cocacola del día sabe igual de buena que la normal,

y he pensado que tenia que escribir un post
porque tengo la cabeza saturada
también me he comprado una bolsa gigante de gusanitos, del día ese paraiso de cajas de carton y planchas a 8 euros, ahora se las esta comiendo mi madre… munchin munchin, la oigo desde aqui

también unos smint de fresa (no son de fresa, son con la caja roja, eso de fresa) que saben a aspirina infantil, yo siempre queria tener fiebre (dejaba que la aspirina se derritiera despacito, estaba tan rica)
y unos caramelos de limón…

es lo que pasa cuando me mandan a la compra, también he comprado los filetes de cadera, me he puesto seria y he mirado a la carne con cara de profesional “6 filetes de cadera”, pero el carnicero estaba oyendo la radio y he tenido que repetirlo, ya sin voz ninguna de profesional, sino con voz de “que dice mi madre que me des 6 filetes de cadera”… y me ha dado la risa por dentro imaginando que te daba 6 mordisquitos en la cadera ñam ñam ñam y asi hasta 6, también he comprado las medicinas, la leche.
En el día las cajeras siempre estan enfadadas y te arrojan los productos asi zas zas… yo me colapso cantidad, y me acuerdo de ti que cuando te hacen eso vas más despacio.

En granada los semforos llevan sombrero, y cruzan la calle agachados, mientras los números corren hacia atras 16, 15, 14, 13…al principio no entendí porque, ahora me he dado cuenta que es que son detectives privados, el sombrero, la manera de andar… todo encaja. Para cruzar muy rápido hay que ejercer la marcha del anciano, algo díficil de explicar y más difícil de ejecutar si te pasa como a mi y no estas geneticamente preparada para hacer puñetas… En fín también descubrimos que no estoy nada dotada para los deportes de riesgo (porque si, porque el esqui es un deporte de riesgo), nunca pense que sería tan dificil levantarse del suelo..

Estuvo muy bien volver a estar fuera del tiempo. Ahora parezco de nuevo el Conejo Blanco de Alicia, tic tac tic tac…El lunes seré oficialmente una opositora un número con ceros, un expediente más…

En el metro todos los días pasan muchas cosas, como ayer que subio un hombre y se tropezo (le paso aquello de tenga cuidad para no introducir el pie entre coche y anden) y le ayudaron a levantarse, le ofrecieron un sitio y dijo “no, no” y cogio y salio del vagón y se metio a otro (yo pense que era porque le daba verguenza quedarse en el vagón del tropezón)

y el otro día le intentaron robar el monedero a la chica de al lado mio, ibamos en el ascensor y entonces ella dijo “Cabbrón, seras hijo de puta” y salimos todos del ascensor con cara de indignados… y a mi me dio una pena rara por el hombre, y le di la vuelta a la mochila y comprobe que llevaba el monedero…

otros la gente solo sonrie hacía abajo, o dos mujeres hablan de las asignaturas que aprueban sus hijos
a Rubén le queda matemáticas, porque es un vago
a Miriam nada, nada. lo aprueba todo

Cuando iba para Granada con la mochila gigante, me sente al lado de un hombre con camisa morada, llevaba unos cascos enormes y le bailaban las manos así con la música y sonreia mucho, yo le sonreí. Luego me sente a su lado, me puse los cascos y baile también con las manos, para que supiera que me alegraba que estuviera contento. Estornude y me dijo “Jesús” y yo “Gracias” y estuvo bien. Se bajo en Gran Vía que era mi segunda opción, la primera era que se bajaba en Chueca, casi siempre acierto con las chicas que se bajan en Chueca.

Hoy he ido a mi antigua facultad, el gaydar me pitaba tanto que casi me dan interferencias. Y me he acordado del día que casi me choco con una columna por mirar a C. Y me he mirado al espejo y no, no me veo más mayor.

Aunque creo que he crecido bastante.

Anuncios