*Este post no quería ser publicado hace una semana, así que hoy lo rescato

Ahora que lo he escrito no sé si dice: Cana, Canaa, Canan…
A pesar de todo yo sacaba sobresaliente en religión, porque a la correspondiente monja le parecia muy buena niña (así calladita, bastante impuntual pero por lo demás calladita, yo nisiquiera era de las que se remangaban la falda, porque a los 16 yo aún llevaba la talla 14 así que me quedaba ya corta de por si)..
Mañana voy de boda, he estado a un milimetro de acabar con un bolso ridiculo de fiesta, me caian sudores gordos solo de pensarlo, al final consigo lo de siempre, ni pendientes, ni colgantes, ni maquillaje, ni tacones, ni por supuesto bolso de fiesta…

Pero lo importante es que las verdaderas bodas de canaa han durado una semana o más… Mi madre me ha preguntado que nos hemos regalado para el añosaurio (bueno ella no lo ha llamado así) y le he dicho que nada, que hemos hecho una celebración continuada, que me he sacado el bonoparque y que me invitaste a comer (y que me trajiste un chupachus y que yo compre 25 obleas y te fui a buscar a la escuela)

Lo que no puedo decir (pero deberia) es que ya pienso en desmontar muebles, en encerrar la ropa en maletas y en tener una casa contigo (eso sin con armarios separados, no vayas a encontrarte el armario despedazado y acabemos saliendo en el programa de sucesos)… No digo que estoy tan contenta, que me parece que el añosaurio y un día es aún mucho mejor.

Cuando en las clases de religión yo no escuchaba (ni en las de matemáticas, ni en las de física, bueno en muchisimas), cuando ponia cara de atenta, calladita y buena chica, en realidad yo pensaba mucho, trazaba planes exactos de como iba a ser el futuro, ese futuro inminente que empezaría con la universidad… yo tendría 18 años y sería feliz, eso era lo básico

Anuncios