una vez una chica me dijo
dile a tu madre que estoy pintando tus paredes

era la primera chica con la que hablaba por internet, y nos mandabamos 3 mails al día… y hablabamos de cosas profundas y bla bla bla…
a la semana nos conocimos

y aquella frase (escrita una noche que yo me tenía que ir irremediablemente a cenar porque mi madre me llamaba) fue lo más bonito de todo
luego nos conocimos y nos dimos cuenta que eramos de planetas distintos

tiempo después me beso una chica por primera vez y me quise morir mientras pensaba que era real, que estaba sucediendo

mucho más tiempo después llegaste tú
y cuando lo malo vino todo se quedo en blanco y negro
pero tú con paciencia (con tu sonrisa perfecta), has cogido tus lápices de colores y me has vuelto a pintar (no ya las paredes, sino todo lo demás)
ras ras… un zumo de naranja por la mañana y me pintabas de nuevo el sol amarillo (de dibujo de niño pequeño, con ojos y sonrisa)
ras ras… un abrazo y tu mejilla y mi mejilla y las nubes volvian a ser azules
ras ras… me esperas cuando llego del cole y bailamos en el salón, y el cesped vuelve a ser verde verde

por eso cuando no estas la casa se desordena…veo todo torcido por más que me empeñe en estirar las cosas, y también hace más frio (y me paso el rato comprobando si tengo bien cerradas las ventanas)

pero todo sigue teniendo colores

Anuncios