Pepita colecciona palabras
las guarda en una gran caja

por si acaso

algunas suyas… que nunca dijo, que se quedaron debajo de la lengua, deshaciéndose perdiendo las eses y convirtiendo las os en is… otras, otras se le quedaron en la punta de la nariz…a a a atchiiiisss… un estornudo a destiempo y viajaron tan lejos. Y un día, el día menos pensado (quizás si imaginado) las encontró colgando de un árbol o en un banco al sol.

deja siempre las puertas abiertas para que entren a por ellas. hay te quieros y muchos perdóname, a montones los te eché de menos y otras como gofres, cosquillas, sueño y un remolino oscuro de los miedos que tienen a enredarse entre ellos y a pelearse con los triste (tremendo lío se monta con las tr y la d, de ahí resultan los trípodes que siempre asombran tanto a Pepita)

También guarda palabras de otros, algunas las entiende siempre, me gustas, ven, abrazo,
otras las caza al vuelo cuando sale a observar el mundo, el otro día alcanzó la siguiente frase
“yo nunca aspiraba a liarme con ese”
No entiende bien… ella aspiradora no tiene, le gusta más su escboba…pero quizás si que sea un lio (será porque va con cable). No sabe, piensa eso mientras saca una palabra bonita una con bes… las bes son rojas recuerda

Anuncios