es el ruido que ha hecho al pisarla…

mi baldosa amarilla…

mis deseos que regresan de la mano…

y los abrazos que se atascan en los dedos

y echar de menos desde la alegría, que cosas
duele menos que desde la pena
no pica la cara
no duele la tripa
se duerme mejor
pero os echo de menos igual, hasta a los que no necesitan a nadie…hasta a los siameses, si a ellos también, a mis estrellitas…a todos

pero no pienso bajar de aquí…
nos vamos a OZ

Anuncios