llorar en el súper
o estar a punto de…

contestarle el mensaje a niñasol y que de pronto de abran las compuertas de las lágrimas

ha venido bao de morado, tan guapo como siempre, hay gente que es tan guapa por dentro que se le sale por fuera, es así
me ha dado una noticia de ser feliz (un ser feliz de cuya felicidad soy testigo remoto, pero no deja de ser súper feliz por ello)
las compuertas cerradas- sonrisa- me alegro

pipi mensaje de niña sol
compuertas abiertas – pena rara
y recuerdos estúpidos, como esa bufanda morada que no aparece… imaginarla tan lejos de aquí, espero que no, la prefiero olvidada o perdida, no allí

Al principio me molestaba mucho el noruido, el silencio opaco de estar sola
Ayer vino mi madre a verme, pensé que se abrirían las compuertas
zas zas
y le diría que a veces me siento rara, triste o que se yo
le diría que miro a la gente que va junta a hacer la compra y que me dan envidia y que por eso compro muchas más cosas de las que necesito, doritos y siropes y aceitunas, incluso cepillos eléctricos o cremas para la cara, da igual

pero no, me fregó los platos (contra mi voluntad) y vaticino (muy acertadamente) que la espumadera con cara se iba a caer-plof al suelo – toqueteo todo y se fue sonriendo

es que somos unos amputados totales, ella nunca llora y a mi me sabe mal llorar tanto, creo que ella llora siempre hacía dentro para que no la veamos
yo… cuando hablamos me suelo inventar comidas, hablo de cocinar, tender, fregar. A veces es cierto, sólo a veces

de los momentos coixet nunca le hablo
ni del miedo-hueco-pequeño a no ser capaz de ser capaz

sentir mucho no es bueno ni malo, no te convierte en mejor persona, no te hace un ser especial, pero tiene una vinculación directamente proporcional con la capacidad para abrir las compuertas

Anuncios