que me soplen en los ojos y me quiten las lágrimas

que me den la pastilla mágica para dejar de sentir para sonreír un poco a pesar de tanta lluvia

que el messenger de mi padre se deje de conectar solo cuando enciendo su orrdenador

que los niños se porten bien, por favor, porque no sé cuanto más aguantaré sin ponerme a llorar delante de ellos

que no me sienta una incompetente cada vez que me olvido la círcular de turno o el libro de lectura o lo que sea

que la gente no sea tan estupida y no me digan que si me paso el recreo haciendo fotocópias será porque no me organizo bien (pues sí es que no me organizo bien, no duermo bien, quizás no haga absolutamente nada bien pero por lo menso no soy tan estupida de no pensar en la gente)

y la jefa suprema me mira con cara de sorpresa cuando le digo que no he cogido lotería, que me da igual, que es verdad, que me da igual, por eso nunca seré jefa suprema, por eso nunca me pagaran o,50 por cada matricula de niño, por eso seguiré haciendo horas extras no pagadas y no lo proclamaré (bueno por eso y porque por supuesto me organizo fatal)

el otro día con casiperfecto le dije que creo que la vida es una línea que está llena de puntos (así como las líneas del metro) y cada punto es un momento clave de tu vida en el que decides algo…
Meterte con los demás o no
Pegar o que te peguen
Crecer de la peor manera
o comprarte una caja de tiritas para la niña de dentro, porque no queires hacerla crecer, a pesar de todo…

He conocido a mucha gente que ha vendido a su niño de dentro, lo ha vendido por una mierda, por parecer no sé que… los mayores que no creen en la magia, ni en el amor para siempre y que saben usar sonrisas de mentira. No creo que nada te compense por vender eso

Un día yo también llegué al punto gordo de hacerme mayor y entonces me tocó la lotería, decidí intentar no engañarme nunca….

Anuncios