y todos los días hay que sonreír
y todos los dias hay gente que merece ser sonreida, besada, acariciada…
gente que te pide palabras, sonrisas, que te da las gracias o que te hace darlas…

y entonces te salvas, me salvo, me salvas, les salvo
en una cadena invisible de la que no somos conscientes

últimamente estoy muy liada, fingiendo ser mayor (fingiendo mucho y muy profesionalmente) pero sin embago (sisshh) cada vez estoy más pequeña, y me crece la magia, la curiosidad y los planes disparatados
lo malo de ser tan pequeña y llevar el disfraz de mayor (o de tigre) es que a veces se te cae el cascarón…
y lloras como Calimero, lloras hasta que te queda sin agua, se te secan las mejillas de la sal y después ya está

sissh ya está
empieza el lunes y sigue el martes
la alegría mecánica
y la inesperada, esa siempre es la mejor.

Anuncios