Esta mañana me ha llegado esto y como las cosas en las que se cree hay que hacerlas crecer, yo lo planto aqui y espero que crezca y que nos veamos el día 1

Detente, por favor, detente un momento y escúchame, tan sólo te voy a robar cinco minutos, quien sabe, quizás siete.

Te escribo porque no se hacer otra cosa, porque ahora mismo es una de las pocas cosas que me queda.

Por favor, ponte cómodo. Quítate los zapatos si te aprietan. Cierra la puerta si no quieres que te molesten. Si tienes hambre, corre, aprovecha, ves a la nevera y coge algo de comida, y después siéntate, en la silla, en el sofá, en una hamaca, donde sea, donde estés tu más cómoda, pero por favor, léeme, te quiero decir algo importante.

Hoy he perdido la fe en los políticos, pero no en las personas.

He perdido la fe en los que nos gobiernan, en este sistema que le llaman bienestar.

Pero no en ti. No en ti que me lees.

Yo, al igual que tú, soy una persona normal, anónima. Detrás de estas letras no se esconde ninguna asociación, ni nada por el estilo. Es una iniciativa de una persona individual, cansada de esta situación, harta de esta manipulación a la cual estamos sometidos. Agotada de palabras, y no de hechos. Abrumada por los power points que nos enviamos mutuamente que exponen posibles soluciones o medidas, como eliminar el senado, la pensión vitalicia, bajar los sueldos de todos los políticos, o sus coches oficiales.

Y es que sucede que estoy cansada de palabras. Sucede que creo en el CAMBIO. Sucede que creo en un mundo MEJOR.

Sucede que hoy no quiero ser palabra, sino VERBO.

Sucede que creo en la UTOPÍA. Y como decía Galeano:

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar… –“

Sucede que creo que es la hora de salir a la calle. De manifestarnos y gritar nuestro inconformismo. Además tenemos un referente: Islandia.

Y os adjunto una noticia donde explica con detalle lo sucedido. Disculpar que no ponga la fuente, pero la desconozco:

“Porque Islandia ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución.

Y todo ello de forma pacífica. Toda una revolución contra el poder que nos ha conducido hasta la crisis actual.

He aquí, por qué no se han dado a conocer hechos durante dos años:

¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?

Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

2008. Se nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota.

2009. Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica del país.

Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a GB y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

2010. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010 el Presidente, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.

En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos.

A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan el país.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa.

Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.

La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país.

Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis y reescritura de la constitución por los ciudadanos.

¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos?

¿Se ha comentado en las tertulias políticas radiofónicas?

¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no.”

Y dicho esto, comentarte que he creado una página en Facebook para facilitar la comunicación entre tod@s, para organizarnos, para expresar nuestras quejas, y sugerencias, porque todo será bien recibida…

Búscame en el Facebook: “Elmundo en nuestras manos”, y ayúdame. Sé el primero. Hagamos una revolución. Y si no lo eres…

No importa, di tu opinión.

Y para finalizar…

Lo único que me queda decir: Salgamos a la calle. Y salgamos todos. Sin excepción. Paremos los comercios. Los trenes. Los autobuses. Paremos la música. La vida. Y nuestros problemas. Porque todos juntos podemos.

Vamos a DETENER EL MUNDO

Vamos a DETENER EL PAÍS

Que el poder sea nuestro

Que se oiga la voz del pueblo

Seamos libres.

Recordad una cosa:

¡PODEMOS!

Y cómo decía Ángel González,

“Sin esperanza. Con Convencimiento”

Por eso propongo que el 1 de junio salgamos. Todos a la calle. Todos en la plaza del pueblo. Todos al centro de su ciudad.

¡Adelante!


Ves cosas y dices, ¿por qué? pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, ¿por qué no?

George Bernand Shaw

Gracias, si has llegado aquí. De verdad. Y ahora, perdóname. Te quiero pedir otro favor. Por favor, házselo llegar a los tuyos, a los cercanos, a los que tienes en la distancia, a los compañeros de trabajo… A todos…

Gracias….

1 de Abril de 2011

* Si os ha gustado podéis escribir a elmundoennuestrasmanos@live.com

Anuncios