9 de Abril, 2011

Hoy me ha vuelto a despertar el sonido de la calle, hoy vuelvo a ser una marciana que se asombra de todo, no se oía el mismo ruido que ayer, no había tantos gritos de niños y yo desde mi rincón vigilaba.. la luz encendida, el olor a café. Registro cada detalle para no olvidarme. No quiero olvidarme de nada. El mundo es tan bonito que se me llenan los corazones y bombean sin cesar, sangre azul a mis brazos, ideas amarilas que se escapan de mi cabeza.
Me han explicado que aquí en la tierra a esto lo llaman felicidad.. las piernas se mueven solas…me han contado que eso pueden ser dos cosas:
Andar o bailar.
El elefante viajero opina que andar te lleva a sitios
– ¿Y bailar? ¿bailar para que sirve?- le he preguntado juntando las letras adecuadas para ello (eso se llama hablar y fue de las primeras cosas que aprendí, después de soñar, deseas y mirar)
Él ha dudado un momento
– Bailar… mmm bailar… bailar creo que no sirve para nada… pero es bonito
Matilda, la jirafa de cuello corto, ha dicho
– Sí, sí, es tan bonito
– ¿Bonito?
Creo que hoy aprenderé esa palabra nueva… Lambita se ha acercada y me ha preguntado si me podía tocar un corazón y le he dicho que sí
Escuece un poco pero es raro
¿Será eso bonito?

Anuncios