no tengo hambre
y sin embargo

la gula también es un pecado

de pensamiento, de obra y de omisión

quien tenga fe que rece por mi alma perdida

Anuncios