con el boli y el papel…
sin pensar y deslizando letras sobre las rayas

así que no me apetece mucho contar nada

lloro una barbaridad pero ya me han explicado (magicamente) que es normal, forma parte del proceso de la despedida

me duele el riñón, le dejo…que aproveche hoy…que mañana ya no…

el corazón no me duele, ni los ojos (Limpísimos) el corazón late acompasadamente pumpumpum rojo rojo rojo, no se notan las huellas de los dedos

pero están ahí

como pequeños moratones

que recuerdan batallas

sigo perdiendo, sin remedio y sin pena, todas las apuestas…

Anuncios