Parte del mes de Junio

Acaba de llegar a casa, a la mía no, a la vuestra…

No hay nadie. La casa es una cáscara vacía, vacía de voces, de abrazos….no sé para que tiene mami móvil, esta mujer nunca lo oye decías tú…Me he sentado en el ordenador y con tanto silencio no he podido dejar de pensar que este era tu ordenador, he tocado las teclas muy despacito, he pensado …

Sólo estoy llorando del ojo derecho, eso es casi no llorar

Estoy empeñada en eso de cambiar el mundo, pegar carteles, sentarme en el suelo e ilusionarme. Basicamente hago esas tres cosas, también mandar mensajes, hablar por el móvil y hacer que doy clase (en realidad doy besos, clases de civismo y gritos, en una proporción no sé si adecuada)

Ante esta casa vacía siempre me asalta el miedo. Un segundo o dos…
Quiero oir una voz enseguida. Esta casa sin gente no es nadie, es un rincón no habitable… como tu esquina que no existe o ese despacho que ha creado mami en tu habitación, está ahí pero no existe.

Las frutas pueden tener semillas, pepitas y huesos. Eso hemos dictado hoy. Muchos ponen buesos, así que intento pronunciar despacito h u e s o s y explicarles que es con h y con u.
Me llegaste a ver (en este mundo real) de profe “normal”, te hacía gracia verme poner bienes con el boli rojo…

Es todo mentira, como esta casa…. como la lágrima redonda que se me ha caido del ojo derecho, mientras el izquierdo lucha por ser el fuerte…

plof. no, no estoy triste, no tengo ganas, ni derecho, ni muchos motivos. Estoy sólo pequeña, terricola y perdida, sólo eso.

Anuncios