entraste en casa y volvió la música, música inventada, antigua, moderna, afinada o desafinada, susurrada, cantada a golpes de paseos, buscando tus sonrisas o pretendiendo esquivar tus lágrimas….

música para despertar, para cambiarnos, para recoger y para salir a la calle, música como no para dormir, para abrazarnos, para prometernos que estaremos siempre así…

tú eres la música…

y yo soy para ti la música, la primera

pumpumpumpum

felicidad, amor, miedo…se han convertido en palabras pequeñas, pequeñísimas a tu lado,

palabras que ahora tienen otros colores, otra forma…otro sentido, como si siempre hubieran sido así y yo hubiera estado ciega, ciega al color verdadero de la felicidad, del amor y si también del miedo, del miedo a tu dolor, que es el mio…

gracias por venir hija,

te quiero…

mamá

 

 

 

Anuncios