mientras esperaba a pequeña j, sin estar muy segura de si la esperaba aún, me leí “el bebé es un mamifero”

el bebé y la mamá

los dos…

ese ha sido uno de los grandes descubrimientos de la maternidad, el comprobar que sí que somos animales con ropa, con trabajos, con zapatos y llaves de casa… animales sofisticados y sin embargo animales…

dicen que para parir sin dolor o mejor dicho que para parir como una mamífera hay que apagar el cerebro racional, hay que dejar de pensar y empezar a sentir, el mundo sería un lugar mejor si estuviera gobernado por madres mamíferas, puerperas todas, llenas de hormonas de amor, incapaces de soportar los ruidos del mundo, dispuestas a proteger a sus cachorros…

me dan ganas de abrir otro blog, algo así como elpuerperioeraesto…

intento grabar las sensaciones muy dentro, porque no quiero volver a ser un animal deteriorado, no quiero olvidarme de sentir antes que de pensar…

tú pequeña eres todavía toda cachorra, mueves la cabeza cuando te acerco a mi cuerpo, abres la boca y sonries de felicidad plena… aprietas los puños para defenderte de invisibles enemigos y si tu mamá grita gritas tú también… cuando estás nerviosa te canto esta canción

tú te agarras fuerte a mi… y yo más a ti

Anuncios