que escribe esto mientras come helado de chocolate (por supuesto directamente del envase y con una cuchara bien grande)… escribo mientras nadie friega los platos, ni recoge el arroz que tú no has comido del suelo (esta mañana encontré manzana en la pared del horno y no pude por menos que reirme)…tú, por fin, rendida, dormida en el carro abrazada a la sradudu …

cuando no eres mamá piensas que serlo te cambiará la vida, de hecho hay mucha gente que insiste en ello, delomuymuchoquetecambia… suele ser la misma gente que se queda sin vida y se convierte en unos esclavos de los hijos… (estoy puerpera lo sé)… pero yo no siento que me haya cambiado, siento que ahora sé lo que es querer, que te quiero tanto que me duele, que soy feliz (dentro de las infelicidades cotidianas y no tan cotidianas, porque sí, las mamás lloran y los chicos también), pero sigo prefiriendo escribir a limpiar, sigo bailando delante del espejo (ahora normalmente contigo en brazos o mientras me miras desde la cama), sigo llegando tarde a los sitios, sigo prefiriendo leer en la cama (aunque ahora solo leo en el móvil que es más manejable), sigo dudando mil veces que ropa ponerme (y si tú y el tiempo me lo permite hasta me cambio de ropa), me sigo perdonando todas las noches por las cosas que no hice y me digo que sí, que venga que mañana será otro día… Tengo una tendencia horrorosa a la procrastinación y la desintropía….y de vez en cuando me da el “jari” y limpio hasta el horno, pues sí, pues sí…

la vida es más bonita contigo, pero yo no soy ni más ordenada, ni más maniatica de nada, no visto como una “madre”, no me peino (ni como madre ni sin madre), no te pongo los cantajuegos (pero si a Antonia Font y factodelafe), tampoco se me ocurre dejarte llorar o dejarte sola para hacer nada, te compro jueguetes y cuentos que me gustan a mi (y con los que a veces me flipo más que tú)…

empiezo a pensar que todas esas madres.madres ya lo eran así de antes, mamás que saben hacer purés y darlos a la hora adecuada, que bañan a sus hijos todos los días y que tiene una hora fija para jugar con ellos…

una mamá, que a veces tiene frío, mucho frío…que a veces te abraza queriéndose abrazar a si misma y se pregunta cómo es posible que se me de tan bien hacer bebés y tan mal hacer novias (o novios)…una mamá que llora y se limpia los mocos en tus baberos, una mamá que espera que estos días sin prisa, sin reloj, sin comidas fijas, estos dias eternos de besos, babas, pedorretas y mordiscos, se queden en algún lugar dentro de ti… me gustaría pensar que entonces cuando la vida te de frío mi amor rojo sea capaz de consolarte un poco….

Anuncios