así estamos

primavera en enero

los viernes se hacen sábados y los lunes domingos

la madrugada tiene horas extra

y por la tarde caen los minutos con cuenta gotas (hasta que llena el gato de cheshire y le da la vuelta a nuestro reloj de arena y en un segundo ¡zas! se hace de noche)

y te llevo al parque y te duermes

y me siento en un banco a guiñar los ojos

a hablar con la sra del perro pequeño (4 meses me dice, yo le digo que tú 9 y nos reisonreimos) que me dice que el sol tiene mucha fuerza y yo asiento desde mi banco pequeño

de pronto aparece su amiga (la del poncho y el pelo blanco) y la llama a gritos ¡Maríaaa, Maríaa!! y yo sigo reisonriendo (mientras tu duermes y sueñas y no puedo evitar pensar que oyes que tengo el corazón rojo ¿a qué si?) porque se ve que son felices, con el pelo blanco, las muletas, las arrugas y el cuerpo sabio…

viene el sol y lo cura todo

aparece en cualquier momento

hasta de noche

eclipses lo llaman

 

 

*el tiempo en realidad no existe, lo invito la NASA

 

Anuncios