los deseos mueven el mundo

siempre que hay amor hay deseo

y siempre que hay amor hay vida, vida de verdad

deseos pequeños, los llaman antojos.. comer bravas los domingos, o 5 minutos más en la cama un lunes, no perder el metro y llegar rápido a la ciudad de los besos

deseos medianos, necesidades también los llaman…vacaciones cuando se te acumulan los viernes, tiempo y más tiempo para no hacer nada con el (amontonarlo como en el tetris y mirarlo caer gota a gota mientras se sonríe)

deseos grandes, vitales, sin estos vivir es hacer la fotosíntesis, vivir es respirar pero sin latir… amar, desear que alguien te espere en algún lugar o tener una silla en la que sentarse a esperar (como Ana junto al círculo polar, sí justo así), tener una respiración que espiar, ser mejor por ti y por quien sea que te mire

yo te deseaba enanita mia, deseaba sin saber lo que era, ahora que lo sé y que sé que no veo el techo del amor, ahora sigo sorprendida de que los deseos se multipliquen…

porque el amor es algo que siempre multiplica

por eso hay que segur el camino de X

 

 

Anuncios