que me pilla cuando menos me lo espero

será porque sí, porque se acaba “un mundo”, el mundo despacito (este en el que no sé que día es hoy, pero sí que es tu hora de despertar y coges y das vueltas y me miras desde tu esquina de la cama- en nuestro mundo la cama es un continente-tardarás nada en descubrir que estoy con el ordenador, que es algo así como el tesoro de nuestra isla y te volverás loca)

*** una locura, un pañal, un plátano y un zumo de naranja después, regreso aquí, a mi habitación propia, a mi casita del árbol ***

pues eso que sí, que a veces la inminencia del fin de este mundo me deja los ojos azules, me siento como todos los septiembres de mi vida… con miedo de no saber, de no valer, cambiar tus ojitos por unos cuantos pares (pequeñitos también, por una vez), me vuelvo a repetir lo de siempre, que sé hacerlo y que si un día me despertara y viera que lo hago mal, saldría corriendo…

porque es importante, muy importante

para mi, para ellos

para sus mamás, que nos dejan un tesoro

para mi, que te dejo a ti, para cuidarles a ellos

**en nuestro mundo tu sonrisa me quita el miedo, me sabe a trinaranjus y gusanitos, me acuerdo de los exploradores del mundo ajeno, de las moratorias del fin del mundo, del pobre gaudí atropellado por un tranvía y hasta aquí puedo leer que te comes la pantalla, y yo mejor…pues eso, mejor te como a ti***

porque está el mundo así de mal pensado

y además febrero, sol de día y frío de noche

recuerdos voladores… azules, azules

 

Anuncios