en el almacén secreto de Lola se esconde el diccionario de los amores…

A Pepita le gusta bajar (no sin antes darle un beso bien apretao a Lolita), sentarse en el suelo y abrirlo como quien abre un tesoro… (cuidado, cuidado con los tesoros, que hay a quien vuelven locos)

A… amores que aman

B… amores que buscan

C… ¡aquí está! amores que curan

Respira hondo y lee, relee, asiente y vuelve a asentir

“que curan heridas, cierran agujeros, pegan grietas, que no esperan nada y no prometen nada, amor que junta trocitos y devuelve sonrisas”

¡¡¡Lolaa, puedo llevarme una cosa!!

¡Claro! (jajaja)

Se lo va poner en el espejo, justo delante de la cama, así por las mañanas cuando se peine la sonrisa se acordará…

y sujetar la prisa y acariciar el miedo y pensar que por una vez nada será como imaginaba (pero será bueno)

 

 

Anuncios