tengo un blog

y montones de cuadernos

si me busco me encuentro

si alguien dice…hace un año yo…

Es fácil buscar dónde estaba yo, podría decir que tengo buena memoria pero sería incorrecto, tengo una memoria peculiar, recuerdo la ropa que llevaba la gente y la que llevaba yo el día que les conocí, recuerdo colores y pienso que hace un año todo se volvía amarillo, cojo el cuaderno y me encuentro a mi misma, repleta de amarillo y recuerdo la primavera timida de entonces..

esta mañana caminitode solo podía pensar que me faltaba tiempo, que no te había llevado nada más que al caixa forum (y estabas dormida), que no he aprendido a hacer tartas guays (aunque excompi me va a enseñar, enseñar no es hacérmela, no no…yo quiero aprender), que ni piscina, ni parque todos los días, que acabamos de descubrir los columpios y que no, que no podía ser…

he llorado unas cuantas lágrimas y no me he encontrado por el camino a ningún caracol, nadie me ha regalado un hilito de plata para que esté menos triste, es mas la simpaticasegurata ni se ha levantado cuando le he dicho que no me fotocopiaba la maquina de fotocopias (no estará en su convenio mirar eso, ya me sé yo como funcionan esas cosas… hay gente que en su convenio no lleva sonreír y así funciona el mundo) y tú diciendo hola, hola, como si descendieras de la casa real y yo un nudito…

entonces me he dicho (me he contado un cuento)… he sumado días y he pensado 2 y 2 son 4 y 4 y 2 son 6 y te voy a llevar al reina, al caixa, al prado, a ver los almendros, a la playa y haré una tarta súper bonita y empalagosa y te montaré un rincón del tesoro cuando tiremos a hachazos (como dice M) el armario más feo del mundo

he podido respirar mejor y así hemos vuelto a casa, absurdas y felices, con una tregua en el bolsillo

y también una cama nueva (futurible)

una receta para conquistar a mi yerno

y para recordar

dentro de un año recordaré estos momentos amarillos

otra vez ropa pequeñita doblada…

y un papel que autoriza al bebé J (miss J bebé) a volar por las nubes

la memoria se engancha y pienso en la última vez que te llevé por los aires, con la maleta llena de besos (y un poco de miedo también, sí…inquietud quizás, porque uno siempre sabe aunque no quiera saber)

ahora la maleta va llena de ropa y los besos van pegados en sus lugares correspondientes, desde la cabeza a los pies, concentrados (¡qué invento los concentrados, oiga!) entre los ojos y el cuello

en la maleta (en el bolsillo secreto que nos olvidamos que existe) va alguna interrogación y alguna palabra que no se dice, no se piensa (y que entonces solo existe en un lapso de tiempo minúsculo, algo así como una microrealidad*)

volar

y soñar

todo es empezar

__________________________________________________________

* Microrealidad eres , te digo cuando por fin te vuelves pequeña en mis manos

(poema chiquitín que se ha colado por aquí… a quien le corresponda que lo coja…)

Anuncios