mañana volverán las listas (como oscuras golondrinas jaja), lavadoras y más lavadoras, ropa limpia y tendida, planes y cuentas, ordenar y quitar el polvo, calentar la casa y abrirla para que entre el aire

(al corazón igual, a la lavadora en programa en frío (de prendas delicadas), tenderlo despacito y al sol (que se airee y se blanquee un poquito, que nadie perciba que se ha quemado un poco de tanto sol y ahora es rojo cereza) y después doblarlo y colocarlo con cuidado)

pero hoy no, hoy solo tengo desorden y barullo, montoncitos de cosas en los bolsillos, en la maleta, en la mochila, en los mil recovecos del carro verde, enredadas entre tu ropa pequeña y pegadas a bolsas de plástico

cachitos de patatas y una sardina de colores, postales en byn y un asapollosjefe (con bigote), siestas sin sueño, noches con velas y sin vela, alguna moneda, un caramelo si papel, manchas de fresa (y de queso que sabe a beso), canciones que no escuché y sueños que imagino y no llego a soñar (cosas de dormir por fascículos), un monóculo explorador y una guerra con asia ( 1-0 ganamos nosotras, pero no hay que descuidarse que se rien alto y saben usar los palillos), una cuesta mágica y montones de piedras. azulejos azules y verdes, mucha gente a la que saludar y zumo de naranja, cenas sorpresa

también vuelvo sin tiritas y con las heridas curadas, he recuperado tres letras (m.a.p) que son un mundo, la promesa de un abrazo que nos devuelva un lugar nuevo desde el que mirarnos y cuidarnos

a veces ser mayor es bonito

y te da (me da) por pensar que estoy haciendo bien las cosas.

dormir con frío y desorden pero rodeada de mis montoncitos de caos…

contigo pequeña

sin ella

y hasta aqui puedo leer que diría aquel

Anuncios