este post es como ese taper del fondo del congelador (lentejas, siempre son lentejas)…en cualquier momento se abre, se descongela y listo para usar

escrito desde siempre…cada septiembre cuando empiezo en la vida hormiguita, pero este año empiezo en Abril (una señal más de lo importante que es y será ya siempre abril)

he vuelto a la vida hormiguita (dos días, nada , un casi nada realmente y un casi suficiente, suficiente para darme cuenta de muchas cosas…)

he vuelto con un intento de misanplas, ropa preparada en el salón  (pequeñita y grande) y yo de madre ninja que se viste en la oscuridad (y no se pone ni las bragas del revés)… una vuelta con sorpresas, con madrugones que no lo son tanto, con zumos que fabricar y congelar (listos para usar), con besos que envasar (al vacio, para que nada los estropee) y dejar también listos para usar (del tiempo, porque los besos no se congelan, ni se enfrian ni nada, sólo hay que dejarlos con mucho cuidadito sobre la mesa AQUÍ)

besos y vuelvo pronto pequeña… te quiero, te quiero y te quiero, me voy a trabajar y me voy y me voy tanto que ni pienso, solo pinpan canción por aquí, canción por allá, más listas de cosas que acumular a las que ya hago, ojitos pequeños que me desconocen (nos desconocemos mutuamente y nos aproximamos con la piel a ver si así es más fácil)

el timbre y a correr, cuesta abajo y motones de escalones…1, 2, 3… tic tac tic tac…

y ese abrazo tuyo que no entiende, cabecita hacía abajo (ya dice ojos bonitos que así se garantiza una el abrazo seguro)

y también sorpresa…

besos también para mi y abrazo y sonrisa (todo muy misanplas)

acumulo desorden en la cabeza, tengo listas inmensas de cosas que hacer, que comprar, que limpiar…además se avecina el día más bonito del mundo y tiene que hacer sol (y punto, hace sol y punto… para que vamos a pensar planB)

tengo el verano peleando con la primavera, verano en los ojos, en los pies (sandalias!!), verano en toda la ropa que sale sola del armario, cual chistera de mago (abracadabra), primavera en las manos (que me pican si no te toco, que me arden si te toco), primavera en el ombligo (y mucha lluvia, ya se sabe Abríl)…. el corazón con paraguas por si se moja y sin saber que atenerse…

no sí si comprarme clinex o ponerme chubasquero (debe pensar)

y hormiguitas voladoras….

otra vez, de nuevo aquí

el pelo más largo

(y el miedo también)

por suerte no hay tiempo de nada (tampoco de pensar) y me equivoco de transbordos en el metro, pero no me equivoco de sonrisa

Anuncios