incluso estos de cielo azul

aunque no todos (me corrijo rápido y pienso en este último domingo, en dormir poco y en soñar mucho, pienso que tenía la cabecita llena de nubes y de frases a empezar)

yo que siempre he tenido muchas letras, letras también de las que hacen sonido, ahora no sé… prefiero callarme (calla por no pecar que diría mi madre), por no decir una tonteria, por no quedarme sin ropa y no encontrarla de vuelta, porque no quiero agujeros (solo huecos donde encajen cosas…ejemplo: camisetas que caben juntas y sobra hueco para dos calcetines chiquitines, dos sandwich en la misma sartén, mi cabeza en tu pecho. fin del ejemplo)

como diría Mario (que me sigue cayendo bien a pesar de lo de Avellaneda)

hagamos un trato (compañera)

podemos contar, hasta tres o hasta cuatro (yo prefiero hasta 6 que me gusta, pero como a ti no pues te dejo elegir)

si me preguntas te contesto

y si me cuentas te escucho

no sé que quieres

sí sé lo que quiero

sé que quiero (casi siempre) contigo, sé que me da verguenza andar ahora como no estuve a los 15

me acabo de dar cuenta que mañana es día hormiguita y no vas a estar aquí, así que me ducharé con la puerta abierta y la prisa encendida y saldré mś rápido por la puerta y con menos besos escapando de la punta de los labios

no sé si hacer(te) hueco tiene que ver algo con esto (para mi sí, pero cada una vive en su órbita celeste particular)

a todo esto

el poema sigue valiendo

porque sabes… puedes contar conmigo… va a salirte bien esto de volar a ras de tejados, y los que somos del atleti sabemos perder (¡qué remedio joe, qué remedio!) pero también ganar…

 

Anuncios