pienso si será una de ellas cuando pequeñaC me abraza (pegándome los mocos por toda la ropa y descoyuntandome un poco) y me digo que sí..

o cuando J me da esos besos, mordiscos y responde a mi ¿cuánto te quiere mamá? levantando la mano arriba (arriba, muy arriba)

son sin duda los besos de siglas secretas de la niñasol (que a veces estamos lejos pero nunca nunca nos vamos)

y el congelador lleno de tappers (mira que eres rara, esto se congela de uno en uno- dice ella y yo sonrío y pienso “yo también pequeña, yo también te…)

el elefante del bolso que me compro MissZ y que nos iba a dar mucha suerte

los wasap llenos de muñecos de mi madre

pensar en la jefa cada vez que paso su esquina (y vuelves y vuelve y yo tan feliz)

echar de menos a los sres baobab y pensar (tan contenta) que a cambio el mar nos devuelve a los pequeños brasileños

llegar tarde a dormir y a despertar pero no olvidarme de sus besos (en la puerta y en la mejilla, dentro de un zumo o en un calcetín) rebuscar un móvil con una escoba y estar sonriendo

querer abrazarla tan fuerte que pare de pensar un rato

… no poder seguir enumerando…

porque toca volar…

pero saber que te quiero es solo una manera más (nisiquiera la mejor, ni desde luego no la más original) de decir te quiero.

y a pesar de todo

(sissshhh… ey rubia, te quiero)

Anuncios