voy a poner la alarma y a comprobar que llego tarde a dormir (como siempre pero un poco menos)

12

de

diciembre

por un segundo he dudado, lo juro, he pensado ¿y esta fecha?

12

te vas

te has ido

no vuelves

y cada año ya no es tanto la pena de que no estés, de que J no te conozca, de que para ella seas sólo una palabra “tu abuelo” (un abuelo que nunca fue abuelo en realidad), es la pena de la pena que dejaste, son los años que le quitaste a ella, de los años que si nos diste pero sin darte, es la pena de ese sufrimiento del que yo me despegue despacio pero eficazmente (si hay que pagar para que te metan el dedo en el ojo, se paga), es la pena de pensar que ya sé de donde viene el catarro dosmildoscientos y yo diciéndole “baja la tele que no te oigo”

es más bien pena lenta y mansa, porque mi magia puede bajarle la luna a J o convertir en su casa cualquier rincón, pero mi magia no te baja de las nubes, porque contra las nubes no hay rabieta que valga, ni polvos de wendy, nisiquiera cerillas mágicas

en estos días siempre pienso en la niña bajita, ella que ha elegido el camino mejor hacias las nubes ser pájaro y volar con letras, yo desde que está J me conformo con ser piedra, ser arena y quedarme aquí viendo crecer los árboles

te echo de menos sí

pero ya sé que no vas a volver

ya nunca pienso en rebobinar el tiempo

tengo recuerdos confusos de que un día el mundo se apagó…empezó una peli en blanco y negro, una vida en sepia y de vuelta al blanco y negro

luego el corazón rojo, la puta vida esta (reivindico desde aquí puta como palabra que designe cosas preciosas…puta vida esta, puta vida preciosa, impresionante, roja, naranja)y ese deseo más grande que yo misma

la vida

que sigue

si tenéis wifi por ahí (quien sabe) y me lees (te ries, lo sé..venga riete) haz un poco de magia tú, que seguro que lo tienes más fácil, ayúdala a ser más feliz porque me duele aquí (¿ves?) de pensar en su no felicidad, me ahogo incluso un poco, porque te toca (sí, sí te toca) hazla feliz…

Anuncios