que sí que vienen los reyes y la casa sin barrer y la carta sin escribir

yo siempre he sido una chica de último minuto, para estudiar, para levantarme de la cama, para los regalos, los cumples, hasta para tener a J (ella imaginándose lo peor decidió adelantarse y pillarme desprevenida y yo decidí – muy en mi línea- tomármelo con calma)

hay díás con mucho sol (como hoy) en los que yo sin embargo me hago toda colador, me lleno de agujeros invisibles y me voy perdiendo por el camino, un poquito alli y otro allá

se me cuela el aire, el frío y el azul del cielo (por mucho sol que haya seguimos en invierno), me he remolinado en el sofá con mi cuenco de chocolate y mis galletas, con las palabras que no me digo, con los pensamientos que no me hago

¿por qué el chocolate tendrá ese efecto de caricia? me da por pensar que era así como se arreglaban los disgustos cuando yo era mini yo.

mi miniyo duerme abrazada a si misma, siempre que la dejo durmiendo le digo que la quiero…en teoría no me oye, pero yo sé que lo siente, se hace mayor a una velocidad mayor que la mia (que no he acabado de decidir que botella del país de las maravilas quiero beber) y sé que las penas ya siempre serán de otro color…

mimadre en su línea, mucha preocupación y poca caricia, mucha crítica y pocos abrazos

ojos mutantes insiste en que mimo a j…

dice la RAE que es tratar con afecto, cariño y delicadez y que también es consentir…

consiento en darle abrazos, besos y alimento a demanda…es cierto

será que no veo nada malo en el amor a demanda

será que es lo único que extraño de este hacerse adulto y de ese ser niña en el que el amor venia siempre con etiqueta y precio, ser buena tenía premio

pues yo ahora no sé lo que soy

no sé si soy buena o mala (o si nisiquiera tienen sentido esos conceptos)

mi madre consideraría absurdo este momento chocolate cuando tengo el pelo sin peinar y las pelusas bailan claqué a mis pies.

me conformo, queridos reyes magos /magas,,,con que me sigaís manteniendo las alas en el mismo sitio que los brazos, para que abrazar sea lo más parecido a volar, que me sigáis dejando los ojos verdes (casi siempre) y me ayudéis a soportar los día azules y grises, que no se me quiten las ganas de cantar nunca y que a j le sepan las manos a caricia y no necesite nunca el chocolate

Anuncios