me acabo de encontrar sus ojos en el libro de cristal, sus ojos y mucho azul y mucho verde, y los hombros quemados…

me invaden sensaciones confusas, nisiquiera es nostalgia de la piel…no, no es eso

sonrío por sus ojos verdes (azules, amarillos, marrones) porque sé de sobra que el mar borra casi casi todas las penas (aprende esto J, por eso es casi ventajoso vivir sin mar, porque así siempre tendrás un lugar al que huir para sanar) y porque pienso que nuestra pena no vale tanta sal… (espero que no le valga tanto la pena, que se de cuenta y que siga respirando azul y verde)

me da por pensar en qué cambiarían los fotos si J y yo estuviéramos ahí

y me encuentro con mis pequeñeces (las pequeñeces J son esas dobleces que tenemos en las tripas y en el corazón, esas cosas que nos hacen sentir distintas y raras y bobas, tú espero que tengas menos que yo..que a veces soy casi pequeñeca…pero si las tienes no pasa nada, siempre que sepas que tú no eres tus pequeñeces)…

respiro un rato y otro rato

voy a fabricarme un mar portátil para cuando me ahogue madrid

porque aunque pase el tiempo los ojos de ojosbonitos siempre serán marrones, preciosos y la puerta a un lugar secreto (que he visto poquito también es verdad), cuando la piel se encendía y ella se hacía pequeña y grande

Anuncios