ayer fuimos a ver “del revés”, la primera película de J, estoy segura de que a mi me hacía más ilusión, porque las primeras veces son de los que saben que son primeras veces, ellos solo van y alucinan y luego la segunda vez, cuando ya saben lo que es, entonces les hace más ilusión…

bueno cuando creces eso cambia y cuando eres capaz de anticipar lo que supone esa “primera vez”, entonces es diferente (hablamos de primeras veces con mariposas y hormigas, por si os habeís perdido)

ayer fue día de noticias buenas…

pensé que si la suerte se contagia y que si el amor es tan importante (que yo estoy segura que lo es), pensé en ojosbonitos y en el hilo rojo que sostienen entre tantos, que se enreda entre tantas manos, pequeñas y grandes, entre ojos marrones y verdes, que atraviesa neveras, piscinas, niños con hambre, con risas,  con ganas de besos y de correr, lo sujetan entre todos y así es difícil que se caiga nadie..

pensé, acto seguido, en MissZ y en ese hilo enredado entre platos piramidales (que nadie pase hambre aqui!!), recuerdos de playa y peleas, niños padentro que se hacen adultos pafuera (por decreto ley y por urgencia de corazón)

he hecho bizcocho de plátano y he desayunado natillas con angustia…

tictac suena cada vez más bajito

y J me pregunta por él, si le digo que vamos al médico, me dice ¿bebé? y yo no digo nada, o le explico que no, que no…que no es el mèdico de los bebés

pero tictac se merece la mejor versión de mi misma, no la que cena viendo la tele para no llorar y acaba llorando igual…

anoche tocó isla pataleta…le decía a excompi que estaba así de pataleta, y ya está

ser cuerda es lo que tiene

que no se me ocurre nada para distraerme de vivir la emoción esta, lo del bizcocho nisiquiera era por sublimar, es que o lo hacía o tiraba los plátanos…

la isla deseo sigue encendida, sigue teniendo carteles de bienvenida con su nombre y sus manos por todas partes… un día se apagará, pero primero vendra el abandono, dejar de enceder las luces y quitar el polvo, dejar de cerrar los ojos y recordar antes de explotar un poco…

estoy bien, en un ratito se enciende la isla mamá… j dice mami y sonrie un montón por las mañanas (se ha vuelto una marmotita no madrugadora), se estira y me contesta que ha dormido muy bien y viene a darme un abrazo torpe, que huele a sueño y a ella, la cojo y le doy besos hasta que se queja (que suele ser, para mi gusto, demasiado pronto) y se encienden los planes…

dice ojosbonitos que me lee ¡hola!, hoy está ella en los planes, apagaré la isla deseo y encenderé la de “la felicidad de las cosas pequeñas”, yo podría vivir en esa para siempre…

el srX (¡hola!) está de campamento y alucina, claro…ya le dije que el campamento es la isla felicidad diminuta, un micromundo de 15 días perfectos…pensando pensando me acuerdo de que tengo el mejor trabajo del mundo (que me lleva de cabeza a los mundos diminutos), una hija preciosa, sol que entra por la ventana, muchos hilos rojos y la certeza de que el amor no desaparece y la seguridad de que no sabemos ni queremos hacernos daño

y esta noche viene lanuri con su guapa, y ha vuelto lajefa y el finde habrá piscina si o si…y cualquier día aterriza la sobri en el planeta tierra

los colores de mi cabeza están ahora sentados y sonriendo, diciendo esta es nuestra chica,,, quizás luego a la 1 de la madrugada se haga “tristeza” con los controles (aprovechando que “alegría” acaba agotada), me la imagino ahí melancólica proyectándome imágenes de ojosbonitos y yo, sin parar…. (“tristeza” hija, controla un poco y no abuses)

Anuncios