y dejar vagar el aire por el corazón, por los dedos, por las manos…

no es que quiera arreglar lo inarreglable, no es que quiera saltarme las normas, no es que quiera escribir otros finales…no, estoy aquí y he sido yo la que ha escrito algunas de las normas, la que ha colocado el punto cuidadosamente (tras paréntesis infinitos llenos de deseos imposibles), sé que no se puede arreglar ya nada, sé que solo hay un camino, es amarillo y lleva (como siempre) a OZ, está lleno de piedritas, de cactus, de rosas, de arcoiris y de lluvias monzonicas repentinas…

Yo lo sé todo

me gustaría poder explicarle a j porque lloro, algo más allá del “estoy triste”,,,pero le tendría que decir cosas muy complicadas, hasta para mi, hablarle del aire que ya no respiramos juntas, hablarle de que pienso que desaparece lo único que siempre ha sido perfecto, ahora al escribirlo pienso que quizás sea eso, quizás es la prueba real de que toca escribir con otro color… también lloro por lo bonito, por no saber de verdad que habría podido hacer, por sentirme pequeña para guardar tantos colores dentro, porque tengo miedo de septiembre y nadie me va a abrazar antes del 1 de septiembre para decirme con asombro que no puedo tener miedo de hacer mal lo que llevo haciendo 8 años (razonablemente bien), que lloro por si ella tiene razón y ya nadie nos quiere nunca más porque yo no sé como hacer que las cosas funcionen, que lloro porque en realidad me da igual esas otras personas inexistentes, lloro porque sé que soy feliz, que seré feliz si nadie viene, porque seré feliz aunque tictac nunca baje de las nubes (aunque yo pienso que sí, que vendrá), lloro porque me pesa la mochila de los noes, lloro porque soy consciente de la suerte que tengo y porque j me da la mano para que no llore y me ofrece agua y me da besos, lloro porque me sale del coño hija, lloro porque eso forma parte de la vida, porque cumplo 35 (Creo) y porque tengo suerte, porque esto que me duele tanto no deja de ser bonito, porque se me enciende el corazón, lloro porque me acuerdo del día que empapelamos juntas la pared de notas, lloro por las fotos de lisboa y el señor del pollo y su cara de mala leche, lloro también por los enfados y las palabras feas, porque algunas se me atascan por dentro, porue a veces lloras y yo tengo miedo de hacerlo fatal (y te ofrezco agua y abrazos y espero y te calmas y hoy me ofreces agua y besos y esperas con tu mano en la mia a que acabe de escribir esto, mientras lloro como una madre loca…y me doy cuenta de que no lo hago mal, de que no lo hacemos mal)

lloro porque no tengo botón de off, ni occipital, ni demasiado autocontrol, lloro porque pienso demsiado poco, porque si pensara podría hacer listas de que esto es lo mejor, pero joder no…pienso en el aire, en las manos, en la piel, y ala a llorar otra vez, que a este paso se inunda el ordenador…

a ratos me rio…

porque peppa pig canta caniones de fondo mientras yo lloro

porque voy en tetas y j de vez en cuando da chupitos mientras me mira y me dice “no, no”

porque igual hoy sí que duermo del tirón…j soñará con peppa y yo me pido un sueño blanco, d los de comodín

vaya dramas de occidente que diría lajefa…pues si…

Y SUSPIRO y pienso que el aire viaja y se mete por tu boca, y se queda pegado a ti, y me respiras sin saber y curamos heridas y somos mejores

Anuncios