mis niños, muchos de ellos, algunos como los que mañana conoceré… llegan al mismo lugar que otros (a esa primera palabra, a las frases, a los porques) pero por vías diferentes…

no es sólo que vayan más despacio, es que van por otro lado, por una carretera secundaria y señalizada en marciano, con su normas propias de circulación (en ocasiones terriblemente cambiantes)

a nosotros, a los normotípicos, también nos sucede

cada uno elige su camino, a vecs (casi siempre) llegamos a los mismos lugares, pero el camino es tan diferente, al amor y al no desamor (trato de buscar una palabra que defina despegar el deseo y mantener el amor, pasar del rojo al amarillo, dejar que el naranja brille), llegamos por nuestros caminos…

no sirve de nada que el srX me recomiende blablabla… a mi eso no

mi camino es este, mantenerme de pie al lado de la línea roja, lanzar pompas de jabón que vuelan sobre la línea, y que como son de jabón desaparecen al segundo…

no sé que hacer con esta primavera que me brota en las manos, en el ombligo, en los dedos… ese sí que es una luz verde a la locura más bonita y a la vez estás ganas de abrazos, de piel…

la razón me sujeta al suelo

la razón y j, que duerme en la cama

tictac

TICTAC

y el corazón loco

y la casa desordenada

la nevera llena

que exceso de todo, de deseo, de besos

Anuncios