Algún día seréis mayores…aunque tú J pienses que ya eres grande y mayor y lo digas levantando los brazos hacía arriba y pronunciando mayooor de esa manera tan graciosa…

vendrán tantas cosas…

y os sentireís pequeños, más pequeños que cuando lo eráis de verdad, porque sabéis qué? cuando somos pequeños esa es nuestra normalidad y siempre nos cuidan (mala cosa si no lo hacen, pero a vosostros siempre os cuidaré yo), luego crecemos y la infancia (si hemos tenido suerte) se convierte a veces en un paraiso perdido… si tenemos suerte también sabemos construir y replicar paraisos, hay muchos parques de atracciones cuando uno es mayor, y parques y helados de chocolate y mandarina.

también hay días de mierda

pues sí

porque es doloroso (así con todas las letras) saberse vulnerable, es doloroso y es sano… pienso en las diferencias, en que no tendréis una referencia de fortaleza por mi parte, que a veces si estáis malitos soy capaz de montar un circo, para que no sufráis y que no tengaís miedo, pero yo lloro, sí, lloro porque a veces yo también estoy malita… y me cuesta disimular, y me canso de jugar, y a veces tengo frío y a veces tengo exceso de darme cuenta y otras me meto en la ducha y canto y vuelve todo lo bonito a brillar

y mamá a veces pasará de todo y se sentara con vosotros en el sofá, en chandal y despeinada, con gafas y mocos, y veremos pepapig y comeremos cereales… y así aprenderemos que existen las excepciones.

tardé bastante en darme cuenta que ser vulnerable era humano

que lo inhumano era ser como la yaya, que era de cáscara dura

que lo inhumano era ser como el abuelo de las nubes, y huir de las emociones, aplastarlas hasta que no pudiera más y que brotaran de la peor de las maneras.

y que a pesar de eso ellos eran humanos, muy humanos y que lloraban cuando yo no les veía y que sólo querian algo para mi (imposible) que era lo mejor para ellos… una felicidad sin lágrimas, porque no tienes motivos Elena, porque nunca tuve motivos y cuando los tuve había que llorar los mililitros adecuados y no dejar de funcionar, me acuerdo del día que el confesé a chica H y ella a mi que alguna vez nos cogiamos una gastro de mentira y faltabamos al cole, porque no podiamos con la vida… y si, yo a veces me doy la baja emocional y me importa una mierda que en el libro gordo de ser adulto digan que está mal.

luego viene súper A, a cuidarme un poco… pedir ayuda también es de humanos (estoy en proceso de aprenderlo)…

tener límites

límites de amor

eso también es humano

y querernos por encima del mal amor…eso también

vosotros me haceís vulnerable y eso da miedo, también me haceís valiente (no fuerte, paso de esa palabra)

valiente

asi

V A L I E N T E

porque para reconocerse vulnerable, hay que ser valiente, para reconocer el miedo y la soledad y decir…eyy eyyyy que te embalas, para entregarse al drama lo justo y necesario (no lo que pone en el libro gordo, no…sino lo que TÚ consideres necesario)

y luego sonreir, apagar la tele y llevaros a comer helado

pediros un abrazo porfaporfa y pensar que la vida merece la alegría…

Anuncios