hace frío

más del de adentro que del de fuera, de hecho he cruzado la plaza a por una compra absurda…

huevos

patatas fritas (de la bolsa azul claro, elegir la bolsa azul hace que me duela la tripa, claro)

una caja de alfajores (de havana claro y quien no entienda este punto no sabe lo que se pierde)

al volver a casa me he metido (a posta) en un charco, con mis botas moradas…y como no ha pasado nada, me he dado la vuelta y me he vuelto a meter…pie derecho mojado (anotad esto: las botas de agua de camper son una estafa)

ya está, me he metido en un charco y me he comprado guarrerias. Me he vestido con ropa que no combinaba y me he ido con gafas y cara de despiste, el chico de la caja me ha sonreido un poco de más y me ha dado por pensar que pensará (domingo y yo con esas pintillas raras y esta cara de juventud jaja) una resacosa más… y yo le he devuelto la sonrisa…

y he abierto las patatas al salir del super (me duele la tripa en los super, y me marean los super, embarazada de j era igual, les deben echar un producto para limpiar que solo detecto en estado de gravidez – uy gravidez, qué bonito-)

y cuento los minutos para que se vaya madre, pobrecita que me ha hecho croquetas, y arroz con leche y no me ha dicho nada de los pelos, ni de las gafas, ni de nada basicamente…. y está contenta y se vuelve a sentir útil y necesaria…pero que se vaya ya

3 2 1

que vamos a llorar un poco

porque tengo frío

porque tengo también miedo, porque miro los horarios de los coles y de las guardes y los recorridos estimados en google maps y lo que gano si reduzco salario y me duele la tripa

porque por la noche hago fuerza para no desear(la) porque llevo una semana para llamar a la psico y no lo hago (excusas miles que me doy yo misma)

y mi pequeño A (o pequeña), con su nombre a estrenar, igual luego es otro…pero ahora… me he duchado a las 5 y me he tumbado en la cama, me he metido dentro, con toalla y pelo mojado, a hablarle un poco y me he quedado dormida…dormida como una niña pequeña

me siento un poco así , verdad

y viene mi madre y me entrego al abandono y tampoco es eso…

en la mitad está la virtud…

yo es que he sido más de meterme en charcos con zapatos con agujeros…

virtud poca

Anuncios