esa parte del día ya ha empezado..

j y suabuela duermen juntitas… tiene el sueño parecido, bueno j se resiste pero cuando lo consigue las dos entran en otro lugar..yo no me duermo (casi) nunca de día… soy más de volar despierta

ayer vi a tic tac, como un pequeño astronauta flotando en su mundo, moviéndose microscopicamente, enorme y a la vez chiquitísimo… y yo como una novata mirándole alucinada ¿ya es así de grande?

un centímetro y medio de gigantidad

un centímetro y medio que se mueve

un renacuajo

… esta mañana me he despertado pensando en él, en mi astronauta diminuto, en él y en la tarta de queso que no tengo… luego he hablado vía lemur con lajefa y me han faltado abrazos, porque los abrazos no se meten por el teléfono, por más que lo intentes, pero al final la risa y sentir que es una suerte volver a estar algo más entera y poder cuidarla un poquito

me da por pensar también (esta parte del día es cuando no se hace nada, nada más que dejar pasar el tiempo y pensar con más o menos desorden) en ese amor burbuja que no pudo ser… convertido en este amor piedra, estamos aquí para sujetarnos pequeña…

luego despertar con j y sus besos y sus planes infinitos para astronauta…te va a enseñar a hacer de TODO (basicamente y para no pararnos en listados infinitos), y te va a curar las heridas con baba de caracol (o baba de j), desayuno, mareos, agobios…coger la puerta y salir

sol, parque

y una niña que coge a su muñeco y le dice : mira el otoño oooohhhh

pues eso, hemos ido a ver el otoño

laabuela ha venido para ordenarnos la vida, de sorpresa y yo he decidido no sentirme pequeña sino pensar que es un bien social y punto…

y quedarme entre ellas dos, dormidas y mirar mi cuarto, lleno de mis cosas “mágicas” esas que mimadre no entiende y que me persiguen casa tras casa, esas mismas que M no me dejaba poner en nuestro dormitorio verde y blanco, porque hay que limitar el caos a algunas zonas (ahora pensándolo que terror imaginar que me llego a quedar en esa relación, madre mia)..

y sentir que la vida es un hilito finito en el que los objetos sobreviven a las personas, en las que las personas a veces se sobreviven a si mismas (no quedan más ovarios/cojones/remedios)… mis objetos mágicos, la letra temblorosa de mi padre que demuestra que existen los jodidos milagros, la nota verde que me hicieron los tres cuando me fuí de casa, las fotos, los objetos de mi ni, la caja roja de MissZ…

no es diógenes, es amor

seguir teniendo pegada a la estanteria aquel trozo de paquete marrón en el que venía escrita mi dirección…y ponía y pone MADRIZ..

y no hay colores corporativos de mierda en mi cuarto, y sobre la cama están las manos de j y las mias y nubes de algodón y cualquier día se nos caen encima…

se despierta laabueladej y la madrequemepario (ja) y me pide un trapo para limpiar el polvo (ay)…yo querría decirle, anda siéntate y aquí y vamos a hablar de amor

que sé yo, en las pelis a veces pasa

Anuncios