y me acordé del gordi y sus lloreras e imagino que pensé que eramos nosotros dos los de las lágrimas y mi madre me miro con asombro y me abrazo así como sabe ella y yo me corte un pelo de llorar más, aunque es abrir el botón y podría estar un tiempo indefinido…
hablamos del miedo, del amor, de ser feliz, y es que mis lágrimas no tienen nada que ver con ser feliz o no serlo, ni con no ser consciente de la suerte, de la belleza, de la fragilidad…
¿por qué tiene todo el mundo tanto miedo de ver la fragilidad de los demás? yo estoy convencida que eso nos hace libres, humanos, y que en el remoto caso de que a alguien hicieran daño esas lágrimas ¿sería a mi? pues yo digo que no, que respiro mejor si lloro y digo en voz alta que a ratos me siento muy loca (perdida en emociones que mezclan a dosis exactas el deseo/necesidad de amor con el miedo/sentirme pepita pulgarcita), que muero de amor cada mañana cuando j anuncia que ha salido el sol y que tiene hambre y me pregunta si estoy bien y le cuenta cosas al bebé y yo le cuento cosas de el bebé a ella…. que la vida es bonita aún cuando me da miedo el mundo el que estamos (no hay manera de cerrarse al mundo, las bombas siempre llegan a tus oidos y pensar que sí, que deberiamos extinguirnos cual dinosaurios, con nuestros odios y nuestros retorcidos pensamientos), que me da verguenza pensar en que me besen de nuevo y también me da miedo que no pase nunca más y más miedo aún pensar en no recuperar la magia, la poeía escrita en un espejo, los besos que se esconden en cualquier sitio y formato, en no ser capaz de inventar magia y sorpresas… como si el amor se me hubiera quedado un poco marchito…
pienso en ti tictac… porque piense en lo que piense tú formas parte de mi, me gustaría que fuera dierente, serntirme más llena de energia y que sé yo…. pero está siendo difícil, pero estás aquí y sé que estás bien… pronto prometo volver a bailar…y hacernos redonditos juntos.

Anuncios