día 25, 19.00, autobs de un barrio cualquiera..

nosotras, (j, el bebé, yo y la mochila) subimos en la primera parada…poco a pco se llena, de mochilas y miradas, de algún niño gritando, de música de villancicos repelentes (si, ya sabéis de esos con sonido pitufil que mandan algunos por el wasap)…de historias que yo me invento, de esas chicas a las que adivino novias antes de que se den la mano, se dan la mano como las que se quieren y se desean mucho y miro sus mochilas e imagino dos días enteros de comidas y cenas separadas, por fin volver a casa.

volver a casa con j dormida. saludar como hago siempre “hola casita”, ver que nos dejamos las luces del árbol encendidas, nuestro primer árbol, sin estrellas ni espumillón, con una foto de súper bebé y de novio de j, con sus manuaidades de la guarde, hacer palomitas, dejar el móvil lejos y pensar en preguntaros (¿Existís, estaís ahí?) si a vosotros también os da ganas de llorar volver a casa..

Anuncios