esta noche con el desvelo de las 3 he escrito parte de este post-
ahora mientras me escondo de j (y así puedo comerme estas madalenas de chocolate con relleno de chocolate y pepitas de chocolate y vamos chocolate) y su sueño pajarito, me obligo un poco a sentarme

la vida normal es esta, desayunos a escondidas mirando por la ventana, pensar en cómo será la luz de la casa nueva y pensar en si será seguro o no, que hoy no toca llamar al banco y ser pesada (a la par que simpática, creo que la música de fondo que ponen me deja en estado de trance), toca dentista y llevo ya un par de noches de pesadillas, como tengo estas lógicas mias tan ilógicas me digo que esta vez no voy a acabar con una muela menos, que ahora estoy ganando y no perdiendo.

Y, te mueves ahora…ya te mueves sin parar, me suelo dar prisa en mirarme la tripa y te veo a través de mi piel, se lo digo a j pero no es capaz de valorar tal milagro porque su mundo es mágico y tú y ella os comunicais ya desde siempre, como le va asombrar un bulto en la tripa cuando tiene un hermano que le pide dibujos intrautero, así que tú y tus movimientos pez sois todos mios. A veces, suele ser de casi noche, me viene la melancolia, no puedo añorar nada porque ya sabía lo que es que nadie alucine contigo y que nadie te abrace la tripa y el amor por las noches, se une (quiero pensar) a mi descubrimiento creciente del amor por J, que no para de crecer, estamos creando una supernova de amor que espero que nunca explote… amor que se va a multiplicar (lo sé, lo sé en la teoría pero tengo que sentirlo para alucinar más aún) y de la pena que no es pena paso pronto por un estado de “ser de barro” en el que me apetece vomitar un rato (metaforicamente eh, que de lo otro ya me harte) que en esta sociedad adultocéntrica YO SI ELIJO poner a j y a Y en el centro, en el centro de mi vida y de mi mirada, mirarlos me hace más humana, mirarlos y sí admiradlos, porque no son un producto incompleto y en proceso de esta sociedad, NO y MIL VECES NO.

esto me lleva a pensar que tengo que sentarme cualquier día de estos delante de un cojín vacio (sin ojos de colores cambiantes, ni miradas perturbadoras) y que yo (que no soy buena ni quiero serlo, que me paso por el forro esas mierdas de autoayuda y de ser un ser de luz que sube escalones)me cago en sus vaticinios
decirle al puto cojín que mi hija NO es una llorona y es un a MIMADA sí, es una niña criada con mimos y amor, decir q los niños son buenos y bondadosos por naturaleza,, que no tiene ni idea de lo que es la empatía y que el egocentrismo y el egoismo son conceptos diferentes y que sí, que sí soy una madre y un ser humano tremendamente egoista, porque busco la felicidad como las luciernagas la luz y que espero seguir entrenando para no atascarme buscando felicidades ajenas en quien solo sabe decir “me dueles y es tu culpa”

Anuncios