ya pasó
fue una nube pequeña, un miedo oscuro del tamaño de mi amor, así que, enorme…
mi pececito sigue feliz, nadando al revés, desoyendo mis consejos de sentar la cabeza… creo que es una premonición de futuro, está bien pececillo tú a tu ritmo…

pensaba en estos días de susto que eso sigue siendo lo único que extraño de la maternidad a solas (que no sola), que no hay nadie que os quiera o que tema por vosotros como yo.

j está en la bañera inventando juegos, haciendo el té con sus hijas de nombres nórdicos imposibles, dandoles explicaciones de todo con su lemgua de no trapo… es tan mayor y tan divertida, ha crecido delante de mis ojos y por más que la he mirado muy fiajamente (hasta dormida), por más que la he adorado y disfrutado a 2cm de mi, no me he dado cuenta…un día era así de grande y plof

me pica un poco la piel, creo que son las secuelas del susto, ayer abracé a mimadre todo lo fuerte que se dejo, que sé yo..¿60 segundo?… j se ha inventado los abrazos de familia y yo los besos de energía, pero a veces estoy un poco lela (como hoy) y me apetece que alguien me abrace como si me quisiera romper y unir a la vez…

naaa..hormonas

nada que no cure una niña de casi 3 años que grita desde el baño que en que parada se tiene que bajar titin para ir al dentista (de niños).. voy a llevarles el gps a la bañera porque creo que han perdido el mapa mágico

 

 

 

Anuncios