siento que es un regalo de reyes recien abierto

he tenido el ordenador roto un tiempo y se me acumulaban las ganas de escribir, empecé el cuaderno verde que me regaló excompi, pero J quiso escribir ella a la vez también.”yo como tú” dice muchas veces

y yo pienso “tú como tú” y sonrío

a veces escribía haikus del tipo  ” se me borran antes los mordiscos que las sonrisas”. Si, a veces, me muerden y eso está bien

he leido en el facebook de un noamigo (era un amigo de M, que no sé cómo llego a ser mi “amigo”) un texto precioso sobre su padre y la vida, sobre su padre que ya no está en la vida..

también muchos días, en el camino del cole, tengo al sensación de que la tía rubia aparecerá detrás de una esquina, que conocerá de pronto a J, con sus tres años y que cogerá a Y en brazos y dirá que está tan gordito y que le recuerda a nocari de bebé y lloraremos, lloraremos un mar entero de lágrimas (como las lloro ahora mientras escribo)

otros días, creo ver a señores que se parecen a mi padre (al de antes de) y me resulta extraño saber que no existe, aunque paradojicamente sea yo la poseedora de lo que ¿queda? de él, resulta que mi padre está en una balda de la estanteria de los libros y los juegos de mesa, acabo de ser consciente de eso. Así que es algo raro todo

y mantengo conversaciones existenciale dramáticas con excompi sobre si me pasara algo y me promete cuidar a J y Y y yo pienso que esa es la familia elegida, y lloro (joder es que lloro muchísimo yo)

se me encandenan los pensamientos, pienso en MissZ y en sus no lágrimas y espero, deseo, quiero que pueda llorar con su Z, que la abrace fuerte y la acune, porque las lágrimas tienen que salir… creo que nunca lloraremos suficiente a los que se van, nunca se seca el amor, ni el recuerdo… Mi padre, a veces, era algo capullo pero era mi padre, también era admirable en muchas cosas, pero yo no le quiero ni por unas cosas ni por otras, imagino que el amor es espeso, simplemente

Mi J y mi Y crecen, y es un regalo enorme, inmenso. Me siento tan feliz (tengo sueño, ojeras, anginas perpetuas, sospecho que también arruguitas, pelos, las manos secas y el corazón rojo) que podría decir esa frase tan típica de “que me da miedo” No coño, no…no me da miedo, me emociona, me emociona todo y a veces me duele, la belleza también duele

como diría la srta Blenk, esto es un post en directo, con lágrimas en los ojos…

 

Anuncios