pero soy madre

desde hace 4 años y 9 meses (casi) soy madre…

y eso cambia muchas cosas, y eso se convierte en un punto de no retorno, en algo así como esos puntos virtuales que tienen los ordenadores en los que se memoriza todo…

antes y después

antes de este antes y después, hubo otro

un día de junio, a mi padre se le atasco la vida en un lugar del cerebro… y con ese atasco se fueron sus piernas, sus brazos, su voz, no se fue su cabezoneria, su mal humor, sus miedos y sus valentias… también lo viví como un antes y después…asumir que la vida a veces es un poco muerte, asumir el dolor, asumir la discapacidad, asumir la pena y la impotencia.

Luego, un día de diciembre, mi padre se fue y aquello cerró un paréntesis de dolor…

antes de estas cosas hubo otras

yo recuerdo la vida en colores, soy un pelín sinestésica

recuerdo que uno de los primeros antes y después, fue conocer al koala primigenio y conocer mi piel así, de pronto yo guapa y sin verguenza, yo salvajita, yo riéndome siempre, los besos, la piel, el deseo…

Y ha aprendido a gatear, de una manera peculiar pero funcional, se vuelve loco con las patas de las sillas, las ruedas, la pelota y las zapatillas…miro su carita de satifacción (ta ta ta ta-dice) cuando llega a algo…

hoy he tenido una “cita” dos bebés, una niña y un perro, una cita de lo más normal.. pero no, tengo el corazón en otros lugares, lo noto…me gustaria que la jefa o súperA vivieran más cerca o ser vecina de excompi, de mamádeA o vivir en un lugar más cercano a la escala de mi necesidad…Hay días larguísimos, felicísimos también y a veces solo necesitaría un ratito de abrazos

 

Anuncios