llevo dias pensando en esto, en como la vida de los demás siempre nos (me) parece más “perfecta” que la mia, yo misma me digo que deben ser espejismos mentales… pero el caso es que me fijo, me fijo en el autobús por las mañanas y no me parece que el resto de madres lleven los carros tan llenos de trastos, y en el cole no veo más compis que lleven enredos en el pelo y en la guarde siempre pienso que y debe ser el único que viene con las uñas largas (algún día toca, otros me da la vida y se las corto antes de entrar  o en la parada del bus) y cuando recojo a J y veo los peinados de las criaturas, siempre puedo decir que ella es que se peina sola (es casi verdad)

a veces me olvido de lavar el baby y otras confundo el día de la fruta con el del yogur, los días de sandwich me suelen pillar sin pan de molde.

tormenta ya me avisa que cuando seamos “mayores” me revisará los bolsos y los bolsillos de los abrigos, me tirará los restos de galletas y los tickets de todo tipo

da igual lo mucho que me esfuerce porque las casas de los demás siempre me parecen más ordenadas y los niños ajenos más peinados, luego llegará el verano y volveré a pelearme con mi noción de depilado aceptable (volveré a pensar que lo mejor sería pasar de depilarme y volveré a depilarme malamente y a mirar las piernas ajenas con una mezcla de asombro e incredulidad)

e iremos a la playa y nos pasaremos dias y dias con el pelo lleno de arena

y nos seguiremos durmiendo muchas noches sin lavarnos los dientes

y en las paradas del bus me desenredaré el pelo

y en vez de pijama, me dormiré con la camiseta…

y en vez de aquello de ” porque ser normal, cuando puedes ser feliz” (leedlo) compondré lo de “porque ser perfecta cuando puedo ser yo misma”

mi madre nunca dejará de tener ansiedad en mi casa, de menear la cabeza y suspirar levemente, nunca entenderá porque si me ordena los armarios, no permanecen así… (¡abracadabra!), y yo seguiré suspirando a veces (No de envidia, sino de asombro) ante esas vidas de otros, vidas que desde fuera parece que son lo que no es la mia….

pero quizás un día de estos (algunos ya sucede) me de cuenta… que a veces es solo que para mirar a los demás usamos gafas de sol y para mirarnos a nosotras mismas nos convertimos en cientificas (microscopio de mil aumentos)

* no puedo evitar preguntarme si esta mirada doble de fuera a dentro, les sucede igual a los hombres que a las mujeres o si solo es el reflejo de lo que en nuestras cosas era la medida del amor ” se buena y te querré, se perfecta y te querré más”

Anuncios