You are currently browsing the daily archive for 8 mayo, 2018.

cambian tantas cosas

un día hace 6 meses, dejé a les niñes con P, era la primera vez que les cuidaba un rato largo… mientras les entretenía en el salón, yo me cambié de ropa, mientras lo hacía y miraba el móvil, me repetía a mi misma algo así como “yo ya no quedo con nadie más”

A, era siempre muy educada, me había mandado dos fotos y un par de audios cortísimos, en uno de ellos sólo decía “pues yo no he visto monjas por aquí”… Me daba la sensación de que pensaba que a mi no me interesaba demasiado quedar con ella, pero lo cierto es que sí y lo cierto es que igualmente podría no haber quedado… porque mientras decidía que el vestido negro y los leggins y las zapatillas nuevas, mientras me metía en los bolsillos los bombones redondos que más me gustan (y que había comprado un rato antes en el súper, con total alevosía), mientras hacía todo eso… sentía una mezcla de pereza y nervios. Daba por hecho que lo más probable era que ninguna de las dos sintieramos nada por la otra… pero me apetecía conocerla, ver una expo, hablar un ratito con una persona de otro espacio diferente….

Me equivoqué de salida un par de veces, luego de dirección, quede primero en el anden, luego en la salida y a final en la puerta de la expo, mientras trataba de discernir hacía dónde me decía la bolita azul (ohh google maps querido) que tenía que ir, pensaba que ya antes de verme iba a pensar que era un desastre…

y allí llegué

“ve hacía la luz, pequeña Coraline”

A me sonrió y pensé como un montón de cosas juntas, algo así como “miraquemonauyquenerviosmiraquellegartarde”

y vimos las fotos de la Patagonia

Y le dije que cuando yo pensaba en ir a esos sitios, pensaba en que igual me daba miedo ver según que cosas

y ella dijo que a ella también y que claro decirle a una persona desconocida que te diera la mano, no siempre era viable

y A, entonces…no era mi A, y yo no sabia que iban a pasar tantas cosas

pero sí que pensé que yo le daría la mano

y también pasaron más cosas, un batido, unas tortitas, una despedida con prisas y las dudas de siempre, el no saber lo que siente la otra, el no saber (a veces) ni lo que sientes tú

me reí mucho, todo el rato

un par de días después mientras yo lloraba encerrada en mi clase, A me escribió que si me hacía un hijo rapidito y yo (que tenía un día de mierda) sentí burbujas y hormigas, me reí entre las lágrimas y pensé que igual, oye, igual sí que le gustaba algo

Después más cosas

después un cine de la tercera edad y más dudas ¿por qué no me besa? ¿la beso?

y un expone-solicita

y escuchar patagonia en bucle y hormigas en pie de guerra

una noche de tregua, estos niñes mios tramposillos, un beso con luz de ambiente y más y muchos y un quedate a dormir

y luego miedo y luego venga….

montones de huevos kinder, de donuts, de libros, de zapatillas, de tesoros en los bolsillos, de noches toledanas, jarabes para la caca, jarabes para la tos, viajes, un festival de navidad, nochevieja sin uvas, una chica en las nubes y con la maleta en las manos

muchas cosas

J diciéndote anoche que te quiere mucho

y Y llamándote por la mañana

yo echándote de menos cuando no estás

y montándome dramas cuando me asalta el miedo

estábamos bien sin nosotras, tú contigo y yo conmigo, aunque a veces nos picara la piel o las ganas o la curiosidad

estábamos sin mucha esperanza en nada maravilloso

y a la vez, supongo, con esperanza en todo

ojalá podamos tener el coraje de estar solas, y la valentía de arriesgarnos a estar juntas” (E.Galeano)

 

 

Anuncios