no quiero ser adulta

cuando estoy enferma y tengo que pedir ayuda

cuando me duele algo y tengo que tragarme las lágrimas y fingir que no pasa nada (como ahora que quedan 20 minutos para comer y sigo sin ser capaz de salir de clase)

cuando no entiendo el mundo

cuando no entiendo el amor

cuando siento que me hacen daño

no quiero ser adulta y entonces algún mecanismo por dentro hace clack, y me vuelvo pequeña y vuelvo a estar atrapada en mi habitación, con la hoja en blanco y los colores, pensando que dibujo hacer para pedir perdón, porque algo habré hecho mal, me quiero enfadar y no me sale, me quiero enfadar y me sale regular, me quiero enfadar y me duele y me dan ganas de tirar objetos como hace R cuando está enfadado (Y yo que le obligo a recogerlos y le digo que no tire cosas, vaya coherencia la mía), me quiero enfadar y me da taquicardia, me quiero enfadar y me enfado, pero me duele y como no sé quedarme en el enfado enseguida acabo triste, llorando y queriendo huir…

me quedan 10 minutos

tengo 10 minutos para llorar y ser pequeña, que luego toca cuidar, siempre toca cuidar…

a veces me imagino que me siento en el suelo y digo

ya está, no cuido más

y me pongo a llorar

hay días que reniego de la adultidad, luego recuerdo que ser niña no se me daba mejor, que cuando eres pequeño tus problemas son grandes, que cuando tienes miedo de peque a que no te quieran sigues teniendo ese miedo de mayor, que de mayor a veces sabes decirte a ti misma que no te van a dejar de querer y que de mayor sabes quererte mejor (algo, un poquito, hay días que hasta mucho)

entonces soy capaz de tocarme un poco el pelo, de acariciar a elena pequeña, de subirle las gafas, limpiarle los mocos, desenredarle el pelo (vaah no eso no, a quien quiero engañar)

 

 

Anuncios