You are currently browsing the category archive for the ‘amarillo’ category.

hoy A no duerme en casa

duerme en su casa, las pocas veces que hemos ido, siempre acabo pensando en lo que hacía allí cuando nosotres no existiamos en su vida, en sus noches de manta y libro, con las gatas al lado, en sus maratones de series o sus sábados de insociabilidad

pienso en su casa sin luz y en sus años complicados, pienso que mientras ella luchaba por encontrar un camino de baldosas amarillas, en hacerse un hueco feliz en si misma, en hacer de la ciudad arisca un sitio feliz, pienso en ella mirando fotos o buscando viajes, pienso en ella entrando quizás con pereza en la caja de cristal (dónde nunca nos vimos en todos esas años)

esos años en los que yo me embarazaba y paria y criaba y sufría la revolución más grande mi vida

pienso que ella no sabia que en algún lugar de esa ciudad (de la que estuvo a punto de irse más de una vez) había unas criaturas a las que iba a querer, que iban a ser también sus niñes.

A no dormia aquí

y nuestro Y cuando por fín se ha dormido, ha dado la vuelta sobre si mismo y ha musitado con su vocecita (por favor por favor que no se me olvide nunca esa voz que tiene) mamáa, hola mamá (le encanta decir hola), yo le he metido un dedo en su manita y se ha dormido y yo he llorado un poco.

y la he echado de menos más que nunca en estos 8 meses, me hubiera gustado decirle…la felicidad es esto, me hubiera gustado decirle que no quiero que crezcan pero a la vez me muero de curiosidad por verles crecer, que pienso en un Y adulto, sin esa voz dulce, quizás con barba, que se yo (igual nos sale hipster o moderno) y me parece todo tan bonito

y nunca había valorado tanto la vida

y a la vez nunca había sentido tanto ese miedo a perderla.

quiero tener arrugas y cumplir 300 años por lo menos (quizás entonces ya me haya aburrido, quizás entonces ya no haya machirulos en la tierra ni plástico en los mares – ay ojalá-) con ella (contigo contigo contigo)

te voy a cuidar mucho – me dijo ayer

ya lo haces

Anuncios

mientras no escribo, ha vuelto a ser verano

se ha acabado “el año”..porque mis años empieza en septiembre y acaban en Junio

luego está el verano, como un paréntesis dónde todo es posible y donde el “ya mañana lo hago” cobra un sentido diferente al del resto del año (alomejor si eso, en verano igual sí que lo hago)

mientras no escribo, A sigue echando raices en nuestro corazón…algunas noches podemos hablar y otras solo conseguimos abrazarnos, otras ni una cosa ni otra, es lo que tienen los pequeños seres, que ocupan espacio…un espacio gigante, esas noches mágicas en las que la piel nos deja de extrañar, no puedo dejar de repetir que tenemos mucha suerte

Suerte

encontrarnos en este lado

poder mirarles juntas

saltar los charcos, subir los puentes, perseguir las pompas y nadar

en estos días de no escribir, he escrito mucho (en mi cabeza), a veces escribo hasta libros enteros…a veces (me flipo) y pienso en abrir un subblog para hablar solo de las cosas que me vienen a la cabeza con esto de la crianza, cuan difícil me parece hacerlo diferente, hacerlo consciente y dejar de escuchar todas las voces de la cabeza, esas que no son mias pero que están ahí

a veces solo querría escribir de lo que me gusta olerles, a y a j y a mi A

otras volviá del cole empujando el carro y el mundo me resultaba tan extraño, coches, coches, ruido, gente, tiendas, colores…. que solo quería escribir sobre los animales tan extraños que somos y lo absurdo que es casi todo (recuerdo un día que pasé por la puerta de un bar, recuerdo unos señores en la puerta- quizás 70 años- fumando y hablando de política, recuerdo pensar…”serán conscientes de que igual se mueren mañana?”)

ha sido un año muy cansado

muy bonito

y he tenido miedo

sigo teniendo miedo, pero me pongo las gafas de cientifica loca y los analizo…los esparzo por mi mesa imaginaria y les pongo etiquetas de colores, volver a ser querida y querer, sentir que te quieren de manera incondicional. Puedes decirlo pero no creertelo, puedes razonar y decir ” ey Elena si eres muy bonita, por que no?”

y entonces te pones tus gafas de doscientos aumentos y te aguantas la risa ante tus miedos tontos… tú nunca dejarias de querer a nadie porque no supiera nadar o pelara mal las manzanas, ni porque fuera terriblemente desordenada, ni porque cocinara más que regular…

la medida del amor que nos enseñan de pequeñas, ser buenas o valientes o las salvadoras o las cuidadoras, que se yo…siempre hay que ser algo y siempre ese algo tiene como premio el amor… Yo tenía mucho miedo a que mi madre me dejara de querer, aún hoy siendo madre y sabiendo que les querré siempre que da igual lo que hagan o digan o sean, aún hoy, tengo miedo de “hacerlo mal”… y aunque ya no nos enfadamos como cuando yo tenia 15 (menos mal!) a veces vuelve el hielo y yo me veo volando hacía aquel pasillo en el que salia a hacerle dibujos, “perdóname, te quiero”

y viene A y va y me quiere

y me da la mano a través del pasillo del avión y se rie cuando pongo cara de susto y suspira cuando al abrir el armario todo vuelve a estar desordenado

y me cura tanto, me cura tanto que no me quiera distinta..

y me cura tanto, que les quiera como yo

en algún rincón dentro de mi, hay una niña pequeña…que ha salido a un pasillo muy largo, ha dicho “me voy” (y se ha ido muy digna de su casa) y está sentada en el suelo, y de pronto algo cambia y en vez de dibujar una casa (con arbol, vallita y tejado) en vez de eso….pinta el mar y una sirena, hace un avión de papel y lo tira por la ventana

escribe GRACIAS y lo tira

¿te acuerdas de otto y Ana?

Yo creo que ponia gracias

yo también creo que tengo el corazón más rojo desde que te conozco

 

llevo dias pensando en esto, en como la vida de los demás siempre nos (me) parece más “perfecta” que la mia, yo misma me digo que deben ser espejismos mentales… pero el caso es que me fijo, me fijo en el autobús por las mañanas y no me parece que el resto de madres lleven los carros tan llenos de trastos, y en el cole no veo más compis que lleven enredos en el pelo y en la guarde siempre pienso que y debe ser el único que viene con las uñas largas (algún día toca, otros me da la vida y se las corto antes de entrar  o en la parada del bus) y cuando recojo a J y veo los peinados de las criaturas, siempre puedo decir que ella es que se peina sola (es casi verdad)

a veces me olvido de lavar el baby y otras confundo el día de la fruta con el del yogur, los días de sandwich me suelen pillar sin pan de molde.

tormenta ya me avisa que cuando seamos “mayores” me revisará los bolsos y los bolsillos de los abrigos, me tirará los restos de galletas y los tickets de todo tipo

da igual lo mucho que me esfuerce porque las casas de los demás siempre me parecen más ordenadas y los niños ajenos más peinados, luego llegará el verano y volveré a pelearme con mi noción de depilado aceptable (volveré a pensar que lo mejor sería pasar de depilarme y volveré a depilarme malamente y a mirar las piernas ajenas con una mezcla de asombro e incredulidad)

e iremos a la playa y nos pasaremos dias y dias con el pelo lleno de arena

y nos seguiremos durmiendo muchas noches sin lavarnos los dientes

y en las paradas del bus me desenredaré el pelo

y en vez de pijama, me dormiré con la camiseta…

y en vez de aquello de ” porque ser normal, cuando puedes ser feliz” (leedlo) compondré lo de “porque ser perfecta cuando puedo ser yo misma”

mi madre nunca dejará de tener ansiedad en mi casa, de menear la cabeza y suspirar levemente, nunca entenderá porque si me ordena los armarios, no permanecen así… (¡abracadabra!), y yo seguiré suspirando a veces (No de envidia, sino de asombro) ante esas vidas de otros, vidas que desde fuera parece que son lo que no es la mia….

pero quizás un día de estos (algunos ya sucede) me de cuenta… que a veces es solo que para mirar a los demás usamos gafas de sol y para mirarnos a nosotras mismas nos convertimos en cientificas (microscopio de mil aumentos)

* no puedo evitar preguntarme si esta mirada doble de fuera a dentro, les sucede igual a los hombres que a las mujeres o si solo es el reflejo de lo que en nuestras cosas era la medida del amor ” se buena y te querré, se perfecta y te querré más”

*a veces se me atascan las letras entre la boca y los dedos, a veces me acuesto con un post en la punta de la lengua, a veces escapo de la cama antes de hora y escribo y aunque sea absurdo, me asombra este silencio de teclas y calle a medio despertar.

 

tus libros encajan con los mios

lo pensé ayer (o cualquier día)

también las camisetas (ellas lo han descubierto antes que nadie y se han hecho fuertes en el armario de Narnia, que un día ya si eso… un día lo recojo)

tus zapatos y los mios, se abrazan cuando no les miramos

tu móvil y el mio, en mitad de la noche siempre se apañan para encontrarse o para caerse juntos al abismo de detrás de la cama (ya si eso un día, volveremos a empujar el colchón)

les niñes y las gatas, también… eso aún no lo hemos probado, pero sólo hay que pensar un rato, tienen las mismas aficiones…comer, cagar y pelearse, son suaves todes y estan muy loquites

y sabes?

tus miedos y los mios

también

encajan y resuenan

parecidos

así que puedes abrir las manos cuando vengan, no hace falta que los mandes al fondo del fondo…. puedes llorar si quieres, siempre

porque tus lagrimas, encajan con mis besos

siempre hay un hueco (¿para un descosido?)

 

cuando seas madre comerás huevos

y sabrás hacer huevos fritos, con puntilla y sin que te dé miedo que salten

sabrás también hacer croquetas

te acordarás de decírles que se laven las manos

y coser botones

y no lloraras sin ton ni son, no empezarás a hacer manualidades imposibles cerca de la crítica hora del sueñohambre

te acordarás de la dosis de apiretal sin mirar internet

guardarás las medicinas con orden y tendrás el termómetro en un sitio fácil de encontrar

mentiras todas

y sobre todo mentira que llegarás a un lugar diferente, como desbloquear el nivel último del Mario Bros

serás la misma que has sido siempre

pero ahora cuidarás a una persona o a varias, ahora tus recuerdos se grabarán de otros colores y tus preocupaciones se mediran por esas caras.

a veces me descubro tan igual que siempre, tan parecida a una elena de 6 años que inventaba historias, tan parecida a la que con 10 le quiso fabricar un vestido a mi madre (con retales, to desigual y absolutamente sobrevalorado), tan igual a mi yo de 22, cuando me independicé y al volver de noche a casa me entraba llorera, y no era de pena (o no siempre) era que me emocionaban muchas cosas…

aquí estoy, incapaz de controlar el caos, con los dedos llenos de pegamento y dos niñes destrozándome la cocina (J le da una gelatina a Y, la gelatina llevaba viviendo en la nevera un tiempo difuso, así destapada y a medio comer, Y alterna la gelatina con trozos de queso y J me grita “que se come lo negroooo”)

esta mañana en urgencias mientras le miraban el oido a Y, parecía yo una madre de verdad…de esas súper resueltas, de las que no se ponen las lentillas caducadas …

es todo mentira

menos el amor

me encanta viajar,,,

hacer maletas

tratar de condensar la vida en un espacio pequeño

los trens o los aviones, las estaciones, el olor a playa y a nuevo…los libros que nunca se acabn y los cuadernos para escribir que no se empiezan, el desorden de las habitaciones que no son tuyas, la ropa elegida (que es la que es y no hay más vueltas que darle…

mientras preparo cosas y voy al super a por zumos y aguas, kit de supervivencia…

pienso en cuando crezcais y viajemos más allá de los castillos de arena, cuando miremos en guias cosas y digamos ohhh les tres, cuando crucemos juntes los charcos de ese mundo tan grande que ahora vigila nuestros sueños

ese es mi plan para los veranos futuros, que viajemos juntes…

y un día vosotras solas…y que me escribais postales o me mandeis wasap diciendo ” qué bonito mamá, tienes que verlo”

…………..

Y se ha dormido mientras hacía la compra. J está con mimadre… he venido rauda y veloz a casa a coger el giratiempo mágico y aprovechar este rato para mi, para escribir esto mientras como aceitunas y bebé una clara…es difícil no sentirse jodidamente privilegiada, a veces me llegan retazos horribles de las cosas del mundo y quiero pensar que nadie nos cuenta (o que se empeñan en contárnoslo con menos ahínco) las cosas bonitas y maravillosas, las que te hacen recuperar la fe en el mundo que debería ser…no las cuentan porque son muy pequeñas, ayer Y aprendió a decir MUA cuando da un beso y yo no sé si existe el cielo, no sé nada de otros mundos, sé que soy diminuta en un mundo enorme pero sé que existen cosas tan terriblemente bonitas como eso…un bebé que aprende a decir MUA

Me han sacado una muela del juicio

he ido yo sola y he esperado pacientemente mientras me aterrorizaba mirando las revistas del corazón

ahora sin juicio ya no tiene sentido hablar de ello (pero si aún tuviera juicio os diría que esas cosas de papel apestan a machismo y que flipo con los mensajes que nos envian a las mujeres)

a lo que iba

es la tercera muela que pierdo…y ha sido la menos traumática (y ahora es cuando voy y hago metaforas entre muelas perdidas y pérdidas vitales)

cuando M me dejó  empezó a dejar de quererme se me rompió una muela, no sé cómo cuanto era consciente yo de todo, pero me acuerdo..me acuerdo de que un día se me cayó un trocito de muela y ella (que era mega eficiente) me insto a ir al dentista y guardó en un papelito ese trocito de muela…mientras ella volviá tarde a casa y hacía planes sin mi, eso no era problema…el problema era que me dejo de mirar/ver/querer bien…luego pasaron muchas cosas raras, pasó el srX, el verano del estupor y yo pasé de tener novia a novio y de vivir en mi casa con ella a vivir en un hotel… y me tuvieron que sacar la muela, nadie se explicaba porque la endodoncia no había funcionado…mientras me sacaban la muela yo lloraba

cuando M me dió mis cosas, en una de las cajas (ella era mega eficiente) estaba mi muelita, envuelta en un papel, en un papel en el que con su letra (preciosa y reperfecta) había escrito : muelita

imagino que lloré también

La otra muela se me rompió cuando MissZ se fue…J era un bebé y mi madre me acompañaba al dentista, tampoco se explicaron el porque la endodoncía no funciono y mientra entre lágrimas  me sacaban la muela…yo pensé que era todo mucha casualidad…

En diciembre me empezó a doler esta muela, A estaba súper lejos y yo parada en mi casilla de nosesitengoderechoapreguntar… cuando por fín conseguí salir de mi misma y llorar un rato y deshacer las películas que había escrito en mi mente, cuando le dije hasta luego…me dejó de doler

me vino guay porque me moría de miedo de sacarme más muelas

pero me ha vuelto a doler

y he ido yo solita…con mi miedo de la mano…porque supongo que ya no me dan miedo muchas cosas, porque supongo que he aceptado que a veces se pierden cosas y que a veces hay que soltar

casi todas las personas a las que he querido, ahora quieren a otras personas..

es normal, lógico y sano

nos alejamos y nos acercamos, cada una buscando cerrar nuestros propios círculos de necesidades

yo a veces me quedo pegada, como un espia, a veces el fb me saca un recuerdo, una foto de M, quizás está embarazada (podría ser), sé que vive en la casa dónde viviamos y que si los muebles del ikea cumplen con la garantia, duerme con su parejo en la cama que compramos juntas, la misma que se nos rompió varias veces al montarla y que vino mi hermano a arreglar, quizás incluso sigan usando esa cortina de colorines (tras la cual yo lloré un poquito de emoción/pena, un muchísimo de ilusión/emoción la primera vez que me duche allí)

el otro día vi una rendija de vida de la de los ojos y oí a pepita grillo dentro de mi “suelta elena, suelta, sueltalo…” que no es amor lo que me deja pegada, sino una mezcla de rabia/frustración/no sé bien

así que sí

como los globos de los cumpleaños

he aprendido muchas cosas estos años

J ha cumplido 4 años

Y está a punto de cumplir 1

ser madre es como haber llegado a mi K7, también me gusta ser muchas otras cosas, está claro… pero ahora no me apetece demasiado ninguna de ellas, esta me atraviesa de principio a fin

necesito renombrar las cosas, despegar las etiquetas de los nombres, si necesito abrazos eso no se convierte en un “necesito pareja” puede ser autocuidado, dormir más, un masaje, una charla aunque sea a lo lejos con la jefa, ver una serie en diferido con súper A..mi añoranza de la piel no me lanza de cabeza al mundo de cristal

apago el teléfono más que nunca

limpio poco

cocino mucho

duermo poco

leo, lo que puedo

veo series y como patatas fritas

trato de ser mejor, por mi y por elles

 

y tampoco muchos post

sobre todo esta felicidad amarilla y verde, sin incendios, ni post metafóricos de lo finita que se me pone la piel (a veces)

desde que A me confirmo que jugaba en otro patio (nota mental pa el futuro: Elena, las chicas altas juegan al baloncesto y tú como mucho eras de badminton…vamos que no, que no) y yo me enfadé y lloré y me enfadé y luego

luego nada

luego … estoy bien

aunque ayer ví que la serie de las abuelas estupendas (me pido la jipi, por supuesto) tenía nuevos capítulos y lloré un ratillo y le mandé un mensaje estúpido, al que contestó poniendo las comas en sus sitios (y los puntos suspensivos), entiendo que me gustara tanto (nota mental: yo no jugaba a nada, a mi nadie me elegia y en el recreo vivía en las nubes)

la felicidad no escribe nada

la felicidad no me deja mucho margen a nada… a veces extraño (un rato o dos) eso de la piel, los besos y sobre todo el decirle a alguien (a alguien a las 3 de la mañana) que me muero de amor por estes dos…

esos son todos mis dramas

. (PUNTO)

Y j me pregunta que qué hacía yo cuando ellos no existian

a veces iba al cine

a cenar

a bailar

vivia sola o con novias o con nocari o con mis padres

¡qué aburrido todo!

desde que me enfado estoy acordándome mucho de la elena peque…

me veo en el recreo, solica o con mi panda(pequeñiiita) de frikis que no saben que lo son

me veo intentando encajar, como una pieza de puzzle mordida, me veo desistiendo e ideando planes maléficos alternativos

y por fuera sonriendo,  a ver si así…

a ver si así sirve de algo.

le he dicho a A que estoy enfadada y que yo y mi pieza mordida salimos de su patio de recreo, ya habiamos salido, ha sido más que nada una confirmación, un ey estas cosas no se hacen y me voy

Por lo menos me ha dicho que lo siente, que no queria hacerme daño y bla bla

pues eso, que como estamos vivas nos vamos a ver a la chica charcos y a comprarnos cuentos y a desayunar gofres y a escribir 100 veces en mi cuaderno imaginario (de aprender) : no tengo que ser buena con todo quisqui si no lo soy antes conmigo (o algo así)