You are currently browsing the category archive for the ‘cuentos del revés’ category.

Un libro

Una idea

una amiga (o unas cuantas)

meterse en la cama con el libro y leer, leer como cuando se era pequeña, de seguido, del tiron, imaginando a matilde y a yann, imaginando a Alice (sobre todo a ella) y ese Paris que no conoces (aún)

un idea pequeña, no importa que sea así, mejor incluso, pequeña, brillante bien redactada

una amiga (muchas)

  1. que te llama llorando y a la que le coges llorando. llorar, muy a gritos, por el teléfono acompañada y colgar con un te quiero.
  2.  mandar brillantes darse cuenta a amigas que viven más lejos que el viento de la cebra camila
  3. que te rian y se ofrezcan a llevarse a j a merendar
  4. que te cuiden como puedan, pero que te cuide

 

……

he estado repocha, con fiebre de niña en cuerpo de madre puerpera y cansada…sin tragar, sin dormir y llorando tela…he sacado la fiebre por los ojos, y las palabras no dichas las he dicho…a otras, pero da igual, porque sobre todo me las he dicho a mi

me he visualizado entrando en la era del caracol y me he dado una pena

que no, que no coño, que no vale y que no es justo

y entonces ha venido Anna Gavalda a rescatarme y la película esa sobre paris de historias de amor, todos los lugares llevan allí

y se me ha ocurrido la idea loca de que hay que ir a París si o si

y me he vuelto a sentir un poquito verde y purpurinosa

ahhh y han vuelto the cramberries, me he oido discos enteros mientras bailaba/jugaba/miraba a y

 

Anuncios

buscar un lápiz (con punta, porque odia que no tengan punta)

respirar profundo

escribir despacito

1- tomar el sol todos los días

2- reirme mucho

3- aprender a pintar (o seguir intentándolo)

4- volver a hacer psicomagia

5- aprender a bucear (algún día)

6-montar en bici con el sr atérmico (aprenderemos sí)

7- no tener miedo del futuro  ilusión por el futuro

8- cantar por las mañanas

9- volver a la playa

10- hacer pizza un día a la semana

(11- seguir acordándome que tengo mucha suerte)

——————————————————————–

mañanitas con penita y sol, mañanitas para hacer lo que quiera, llenas de tiempo de horas, de mi, de J, que se convierten en mañanitas de risas y besos y “poquito pepa” y parque y mucha arena y cuentos…

pues ya está.

a caminar

en el almacén secreto de Lola se esconde el diccionario de los amores…

A Pepita le gusta bajar (no sin antes darle un beso bien apretao a Lolita), sentarse en el suelo y abrirlo como quien abre un tesoro… (cuidado, cuidado con los tesoros, que hay a quien vuelven locos)

A… amores que aman

B… amores que buscan

C… ¡aquí está! amores que curan

Respira hondo y lee, relee, asiente y vuelve a asentir

“que curan heridas, cierran agujeros, pegan grietas, que no esperan nada y no prometen nada, amor que junta trocitos y devuelve sonrisas”

¡¡¡Lolaa, puedo llevarme una cosa!!

¡Claro! (jajaja)

Se lo va poner en el espejo, justo delante de la cama, así por las mañanas cuando se peine la sonrisa se acordará…

y sujetar la prisa y acariciar el miedo y pensar que por una vez nada será como imaginaba (pero será bueno)

 

 

(Para la cocinera que no da recetas)

Ingredientes

Una cebolla

Hambre

Curiosidad

Antes de empezar, lavarse las manos, los ojos y el corazón (a ser posible en ese orden)

Quitar sin prisa (y sin pausa, que las cebollas son impacientes) la primera capa, se caerá al suelo y lo llenará de virutillas y hojitas secas, no preocuparse…aunque la cosa empiece mal, ya solo puede mejorar (y todo lo que se cae, se recoge, todo lo que se ensucia, se limpia)

Aunque parezca que nuestra cebolla está lista…No, lo está!! Hay que quitar también esa primera capa, que podríamos cocinar y comer pero está demasiado dura, puede parecer que ya habíamos llegado a ella, pero las cebollas como los ogros tiene capas, en cada una esconden algo

Picarla con precaución…A veces, se llora… A veces, no, si ha tocado llorar mejor dejarlo pasar, nada de restregarse los ojos o ponerse a pensar. Si al llegar a este punto le da pereza arriesgarse a llorar es que este no es su plato (no importa, pero dese por avisado)

Encender el fuego (con cerillas mejor y se puede aprovechar para pedir deseos)

Poner aceite y esperar… (mientras se espera a que todo se caliente se puede ir mirando a la cebolla-tener lo que técnicamente se conoce como conversación de cebollas- se puede limpiar la cocina, se puede mirar a la cocinera, se puede suspirar y se puede uno morir de ganas de comer, todo vale)

Cuando esté listo echamos la cebolla al fuego, despacito y con amor pimpampim…movemos la sartén flisflis y la dejamos hacerse

a ella solita, a su ritmo, a su rollo, sin decirle cosas (bueno de vez en cuando se le puede decir guapa)…no hace falta nada, ni azúcar, ni sal…solo paciencia y confianza

y mientras tanto podemos hacer zumo de naranja…

nota a pie de post.

la cebolla se pondrá doradita y olerá bien, mmm…pegará con todo y se hará imprescindible

cosas de la cocina

estaban por todos lados…

en los cristales de la botica

pegados con celo al lado de la caja de Laura

en el banco donde se sentaba siempre María

en la farola junto al kiosko

Lucas, Lola, Pepita, Ana, Marcos… todos los habían visto, salían día tras día y nadie sabía como..

Pepita había lanzado su hipótesis en mitad de la plaza

¿y si hacemos caso?

quizás solo por probar

todos empezaron a asentir mientras miraban los zapatos ajenos (lucas llevaba drmartens negras, lola zuecos rosa, pepita sus botas de volar, Ana con tacones rojos, Marcos unas adidas, María botas de agua verdes)

y se fueron

se acaba el día

Lola se duerme sonriendo abrazada a una foto

Lucas y Ana bailan sin zapatos (sin ropa y sin pensamientos)

María duerme a Pablo y le besa el pelo (sin pensar en dragones y mazmorras, sin pensar en futuros desconocidos)

Marcos pinta y pinta, sonríe y sonríe, mientras Víctor le manda besos (que llegan tan rápido que es imposible que hayan sido pensados

Pepita no puede dejar de sonreír mientras tiende la ropa, se han infiltrado dos calcetines, mira tú por donde…y sin pensar siente que es feliz

se volaban los paraguas,

también los besos

y los niños se reían a carcajada limpia, pensando que la lluvia iba a arrancar los colegios de cuajo y sería siempre el día de antes de del día antes de reyes..

llovía tanto que nos hemos tenido que sujetar bien fuerte, aún así ha volado un poco mi flequillo y tu mano agarrándome, luego te has quedado dormida.

no hemos conseguido casi ninguna de nuestras misiones de reinas magas ayudantes, nos hemos mojado y hemos pasado frío…

he estado un rato releyéndome (acto egocéntrico a tope), me suele pasar cuando sé que hay alguien espiando, me espío yo a mi misma también (por ver que ve) y he llegado a dos tres conclusiones

1- parece que lloro mucho

2- quizás si o quizás no

3- sea como sea cada vez lloro menos

he metido los ojos en recuerdos de pena piruleta y en tristeza verdadera (como el amor verdadero de la princesa prometida), después los he sacado, he parpadeado y te he mirado, la vida es tan distinta desde que estás…

esté último año también he llorado mucho por amor, no por desamor (que también para no variar), por AMOR, así en mayúsculas, cuando eras tan pequeña que me cabías en las piernas y te perdías, muchas noches me ponía cerca tuyo, te miraba respirar y lloraba en silencio, mientras pensaba que sólo quería que fueras feliz…

le decía a excompi que me iba a morir de amor (como lucia) y ella me decía, a qué duele?

…………….

llovía tan fuerte que

los besos volaban

escapaban

decidian

acampaban con sus M en mitad del salón

se escondían en cualquier lado y cuando menos se lo esperaba

ZAS!!!

viva la revolución

 

como si todos fuéramos gigantes perdidos en liliput…

demasiado grandes, demasiado fuera de escala, andando muy despacito para no hacer añicos las construcciones de los amables hombrecitos de liliput …

a veces sucede eso, estamos fuera de escala en el mundo, con nuestro corazón rojo (rojo parpadeante que para eso es navidad) y caminamos con extremo cuidado por un mundo curioso, pequeño, un mundo de mniatura…

miramos mucho hacía al suelo (asombrados de tanta reproducción a escala 1/10000 del mundo ¿real?) y a veces… pUUuuuUuuumM, nos chocamos con otros gigantes, con otros visitantes perdidos…Vaya, vaya, qué verguenza, que coscorrón, uy, uy, disculpe… y nos vamos hacía otro lado…

en el choque a veces hemos pisado una casa, una farola o un coche diminuto, pero no nos damos ni cuenta…

y entonces sucede lo más extraño del asunto, comenzamos a encoger cual Alicia en la madriguera… caminamos nuestra propia pequeñez y nos quejamos pensando: ayyyy otra vez aquí…

como siempre yo me entiendo (ahora me acuerdo de MrX cuando me dijo que a veces no entendía nada de lo que yo escribía, yo pensé de aquellas que daba igual, que no hacía falta que me leyera, pero él quería entender algo, jajaja pobrecito)

la jefa me pilla siempre enseguida, el otro día ya me dijo… y yo le dije, que yo llevo toda mi vida viviendo dentro de mi y que tengo luces que enfocan los sitios oscuros, me dijo vale y yo le dije vale, creo que también nos dijimos te quiero.

 

 

sabía sin embargo muchas cosas

sabía escribir letras diminutas, inventar historias o crear erasés para los días grises

sabía ser invisible cuando era necesario y a veces también incluso cuando no lo quería

sabía ser caracol, hermitaña y hormiguita

sabía ser piedra y quedarse quieta

y sabía correr muy rápido, llenando maletas, subiendo a trenes y dejando estelas de letras

Resulta que pasa el tiempo, nos hacemos mayores y yo me quejo de tener ojeras (en el ojo izquierdo, pero ojeras), la niña crece y sabe dar abrazos y yo la miro y pienso

que siempre supo

y se va y estoy casi a punto de decirle, te voy a escribir un post, pero luego me callo, me olvido, crecer también es a veces desaprender y a mi cada vez me cuesta más abrazar, me pregunto cómo sería mi cuento y pienso en lo curioso que es esto de crecer, descrecer, aprender o desaprender, pienso que a veces ser piedra es complicado.

la próxima vez que nos veamos te voy a abrazar más

pero es que tengo tantas ganas de llorar todo el tiempo que tengo creo que no puedo dejar que nadie se acerque lo suficiente para presionar el botón secreto.

por cierto, vaaa te perdono lo de la isla, además ahora ya me has publicado

¿y qué hago con esto?
¿QUÉ HAGO CON ESTO?

Repetía Pepita con los ojos llenos de lágrimas, la voz crispada

Lola, lola!!! ¿qué hago con esto?

Lola desde detrás de su mostrados, desde detrás de su bata blanca, desde detrás de su ojos…

Salió del mostrados, salió de su bata, salió de sus ojos

La abrazo

NADA
NADA

Respirar y seguir
Cuando Pepita se fue, entró en la trastienda, subió a la escalera y bajó el libro verde, sopló levemente para quitar el polvo y se dispusó a escribir que ella que Pepita también había sido alcanzada

Se me desbordan los ojos todo el tiempo
El corazón a veces me sale por la boca, muchas otras por las manos
Solo pienso en besos, en abrazos…
Me molesta el mundo de fuera, la gente que discute, que se pelea
Echo de menos a mi madre, a mi padre
Doy vueltas por casa
Y solo pienso que es muy grande
Y pienso todo el tiempo
En qué le haría de cenar esta noche…
El mundo es tan bonito
He dejado el salvemos el mundo y solo quiero salvarlos a ellos, a ellos, a ellos…
Me da igual el metro
Me da igual todo

Ensanchamiento de corazón. Sin remedio.

Lola sonrió y echó el cierre…

La vida es así

La reina del sueño vive detrás de una telaraña

En una nube muy alta, muy alta, muy alta… y desde allí la reinaaraña (como la llaman con retintin) mueve las manos… envía sueños bonitos, sueños pesados y a veces mandan sueños complicados…

La reina del sueño suspira ¡¡cuánto sueño tiene!!